o
Saint Lorene
Secrets Stories — 3 ½ años
Pueblo aislado y abandonado.
^
Cuando nos contaban por las noches la leyenda del glorioso Rey que se erguiría en un pueblo de llamas, nunca imaginamos que fuese a suceder justo aquí en nuestro hogar. Desaparecidos, afectaciones, desastres naturales, muros altos, extraños pájaros, secretos, persecución, adrenalina y acción. ¿Cuándo te mudas con nosotros?

Une fantasía, misterios, un pasado oculto y secretos a revelar en una trama desarrollada por capítulos que cambian el clima completo del pueblo. Tenemos 3 años en línea, compromiso, actividad constante y una comunidad familiar.
— Situación Actual
Línea de Tiempo, hasta el 30 de diciembre 2016 inclusive. 02º a 10º grados, invierno.

— Estación de tren: clausurada.
— Muros: altos.
— Servicios: con fallas.
— Comunicaciones: sólo internas.
Afectación de 2do Grado: ninguna.
— Tramas activas
16/08. Evento. Mañana.
05/07. SubCapítulo. Old Town, etapa 3.
26/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 2.
05/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 1.
10/04. Evento. Natsu Matsuri.
13/02. TC. The Under-Market.
12/02. TC. Let's find out.
08/02. TC. The hidden death.
07/02. TC. Into the deep fog.
19/01. ME. Sálvame.
19/01. ME. Heridos [secreta].
23/12. SCap. Lorene.
14/11. ME. Los Guardas.
  • ·
  • ·
  • ·
— Noticias[onrol]
25-30/12. Llega Navidad, pasa el tiempo.
12/12. Regresamos... ¿y ahora? ¡Qué ha pasado con el tiempo!?; x.
05/07. Novedad en GossipSL, leer.
23/09. ¿Dónde estoy? ¿dónde están todos?
26/06. Inicia E2 Old Town en — Nowhere.
23/01. Limpieza de Junio.
19/06. Finaliza E1 de Old Town.
05/06. Inicia E1 Old Town en — Nowhere.
27/05. Cerradas inscripciones: Old Town, la trama dará comienzo el 05/06.
09/05. Abierta inscripción al nuevo y gran subcapítulo: Old Town .
05/05. Adelanto de Línea de Tiempo a 22 de Septiembre.
01/08. Reporte muy interesante sobre TheRebels, información recaudada por LG.
18/04. Abiertos los juegos del evento: ¡Jugar!
10/04. Nuevo evento: Natsu Matsuri.
30/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
30/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 07 de Agosto.
29/03. Añadidas nuevas Tramas Sugeridas: leer y una nueva Trama Buscada: leer.
21/07. Me enteré que hay vecinos nuevos queriendo contra-atacar a TheRebels, ¿oíste?
21/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
25/06. Otro desastre en el Brenam’s Café, ¿sabías?
18/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 31 de Julio.
17/03. Resultado del The Fate Roulette.
13/03. Nuevo concurso de The Fate Roulette.
07/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 24 de Julio.
30/06. Ey... que raro esto, mi reloj se ha detenido. ¡Ah y el mío también!
18/06. ¡OHH! La bruma se ha ido, los muros han bajado y el tren regresado. ¿¡En serio?!
24/02. Adelanto de Línea de Tiempo a 15 de Julio.
14/02. Nueva TC: The Under-Market.
07/06. Nuevos reportes en el Lodge Gazeta.
13/02. Hemos añadido una lista nueva de Tramas Sugeridas (x) y además un nuevo sistema de tramas: Tramas Buscadas (TB).
12/02. Nueva TC: Let's find out.
11/02. Aviso sobre próximas TC: se abrirán en el plazo de tres días.
08/02. Nueva TC: The hidden death.
07/02. Nueva TC: Into the deep fog.
31/05. ¿Oíste sobre los túneles debajo del pueblo? Mmhh cuéntame.
30/01. Limpieza de Enero.
28/01. Avance de todas las ME actuales y apertura de la TCs del nuevo CapV: ¡corre a inscribirte! Avance de unos días en la LdT.
19/01. Abierta ME en el HH para heridos tras cierre de trama en Lorene ¡asistir! Otra ME abierta, para los secuestrados de locación secreta.
17/01. Con el cierre de la trama "Lorene", se han añadido objetos de supervivencia para poder rolear en el exterior: ¡comprar!
20/05. El Lodge Gazeta informa las medidas de seguridad que se deberán tener en cuenta, leer.
20/05. Los ciervos convocan al pueblo en rededor de Lorene, pero alguien más los está esperando... ¡Una bomba! ¡Corran!. Y ahora... ¡la bruma se ha vuelto venenosa, a resguardarse!
05/01. Limpieza de Diciembre.
31/12. ¡Feliz 2017, Felicidades!
23/12. ¡Feliz NocheBuena & Navidad para todos!: ¡Regalos sorpresa!
23/12. Comienzo de nueva trama: Lorene.
14/12. Renovación del foro + inicio de Capítulo V: participar.
02/12.¿Quieres jugar al famoso juego del Santa Secreto? ¡Claro!
23/04. ¿Oíste? Se cortó el agua y prohibieron la cercanía a los muros. ¿En serio?
25/11. Encuesta para los usuarios: leer.
24/11. ¡Renovado mapa del pueblo: leer!
22/11. Limpieza de Noviembre.
16/11. Nueva trama sugerida: leer, relativa a The Anonymous.
14/04. Importante folleto se reparte por el pueblo, leer.
14/11. MiniEventos abiertos: El plan de AutoAbastecimiento & Los Guardas.
10/04. Un nuevo rumor ronda por el pueblo, averiguar cuál es.
06/11. Inscripción a nuevos MiniEventos: aquí.
01/11. Avance de trama y línea de tiempo: aquí, importante lectura de varios acontecimientos.
24/10. Nuevo subcapítulo abierto: aquí. Final de Capítulo IV.
13/10. Una nueva tanda de tramas cruzadas se ha abierto: in their wings, in their eyes & in their voice.
12/10. Un pequeño regalo sorpresa a todos los que han roleado hoy (x).
11/10. Se han añadido nuevas Tramas Sugeridas, puedes tomar alguna aquí.
10/10. Todas las TCs activas han finalizado con éxito. Una nueva tanda se aproxima, aún hay tiempo para anotarse aquí.
28/03. Nuevas noticias importantes, publicadas aquí.
05/10. Todas las ME han finalizado con éxito. Tras ellas y el avance de la línea de tiempo el anuncio de un nuevo subcapítulo que dará cierre al Capítulo IV.
20/03. Los del LG hacen investigaciones y las revelan aquí.
03/10. Adelanto de línea de tiempo a 08 de Abril, la Afect. La Oscuridad sigue activa.
29/09. Estamos haciendo leves reformas a los subforos, limpieza y retoques.
23/09. 3er Aniversario El foro cumple 3 años en línea, leer.
09/09. Nuevo MiniEvento: Los Aparecidos. En el bosque encontraron algo.
13/03. Resumen de noticias en el Lodge Gazeta.
06/09. Nuevo MiniEvento: Luces amarillas. ¿Qué hay escondido en el colegio?
02/09. Nuevo MiniEvento: A través. ¿A dónde fueron?
01/09. Tres nuevas TC enlazadas, que incluyen más de 14 personajes: Under the fire, water & wind. ¡Sensacional!
30/08. Final de trama, muchas cosas han cambiado: leer últimas intervenciones. Pronto más novedades.

(+) Noticias anteriores: Tablón de Noticias.



Mensaje Monstruos bajo la cama.

|

 por Thomas Philpotts Harper el 8/8/2016, 2:07 pm

14 de Febrero, 4 am. Tras evento de San Valentín.


Época de guerra, si las hay, ¿no Tom?, pensé, mientras caminaba de regreso de la casa de Ashley, por una calle desierta, vacía y lúgubre. Como era de esperarse, después de todo, ¿o acaso me iba a encontrar con globos de colores tras un asesinato a sangre fría? El evento de San Valentín parecía haber sido una farsa, de esas estafas en las que otros idiotas caen y tu tienes el tupé de jactarte que eso a ti no te pasaría. Claro, compadre, claro que no. Pero allí estás, de un segundo a otro bailando y seduciendo mujeres a tu lado y al otro, corriendo por tu vida gritando como soprano en medio de las Valquirias de Wagner. "¡Sálvame Superman!", llegué a pensar, mientras mi cuerpo cruzaba por la puerta, como toro en una estampida.

Madre mía, hice el idiota... — susurré, antes de tocar el timbre de James. No sabía a quién recurrir después de todo, y sabía que la información que pudiese transmitirle le sería de utilidad. Él, más que nadie que conociese, estaba preparado para luchar cara a cara con el horror de un pueblo cernido en el caos incipiente.

Din, dong, din dongggg.

Toqué, ocho veces, colgándome en el último llamado, sin notarlo. Estaba abstraído de la realidad, estaba en modo zombie-Tom. Me faltaba un trozo de pie en la boca, y sangre en la hermosa camisa a cuadros que lucía con orgullo. —Soy caperucita roja, ábreme. El lobo feroz me quiere comer... —apoyé mi nariz en la puerta, esperando. No quería darme vuelta y ver que el asesino me había seguido el rastro.

Din, donnngggggg....

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 8/8/2016, 3:49 pm

Una noche extraña y una hora todavía más extraña.

Se suponía que era un buen momento para pasarlo en pareja y James era consciente de que había algún tipo de celebración al respecto en Culture House pero simplemente no se había sentido preparado ni cómodo con la idea de asistir a un evento de ese tipo. El romanticismo y sus derivados no eran su punto fuerte, hubiera resultado raro intentar divertirse rodeado de parejitas.

Por todo eso cuando Thomas llamó insistentemente a su puerta le costó bastante despertarse y desperezarse. A esas alturas estaba dormido profundamente pero cuando consiguió incorporarse bajó todo lo rápido que pudo, preocupado ante la idea de que hubiera vuelto a pasar una desgracia. Echaba de menos los días en los que podía ignorar una llamada de madrugada a sabiendas de que se habrían equivocado o intentaban tomarle el pelo.

Cuando llegó a la puerta le pareció oír una voz al otro lado y al abrir por poco se le cayó encima el cuerpo de su buen amigo pero le sostuvo a tiempo -¡Tom!, ¿va todo bien?, ¿qué ha pasado? -no estaba seguro de la hora exacta pero sabía que era tremendamente tarde y por eso le obligó a entrar cerrando tras de él y poniendo todos los pestillos y cerrojos disponibles. Ojalá que solo se tratara de una borrachera pero después de los mensajes que habían compartido antes de acostarse y viendo la cara que llevaba lo dudaba bastante.

-Ven, vamos a la cocina, te prepararé algo
-le sujetó de los hombros para guiarle hasta allí. Tom sabía de sobra el recorrido pero parecía algo más despistado de lo normal, una vez ahí le soltó y le miró preocupado -Ashley está a salvo, ¿verdad? -quiso asegurarse de ese detalle mientras preparaba algo de café. Quizá hubiera sido más adecuado algún tipo de infusión relajante pero aquello no se estilaba en aquella casa.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por Thomas Philpotts Harper el 10/8/2016, 12:16 pm

Me dejé atrapar entre los brazos fuertes de mi amigo James. ¿Mi único amigo? No, no el único, el especial. Ay, el amor varonil. Asentí ligero, aunque en verdad iba todo mal, por lo que hice un mueca y añadí: —En verdad, va todo bien para la mierda, James —me dejé guiar como un saco de papas muertas por la cocina, mirando un poco a mi alrededor el tan conocido sector. ¡Ah que recuerdos! Bellas memorias, opacadas por la reciente mal intencionada suerte del pobre director.

Yo... yo conocía al hombre, compraba pizzas cuando iba al Culture House y... —lo miré a los ojos por primera vez. Era probable que viese en ellos el horror que había traído conmigo aquella bella noche. — Si, ella está bien James, y el resto de los presentes en esa fiesta, excepto el director... el maldito director ahorcado en el escenario. No pisaré ese lugar por un buen tiempo, mierda —apreté los puños y los apoyé con furia sobre la mesada.

Asesinaron al director, a Alek, frente a todos, cortaron la luz y ¡bam! Tipo muerto, caos, descontrol, algunos que querían marcharse, otros que nos querían dejar encerrados para descubrir al puto asesino y yo.. me marché en tanto abrieron la puerta. Perdí de rastro a Ashley pero la vi afuera con salud y la acompañé a su casa. James... lo asesinaron. ¿Entiendes eso? Este pueblo era la cuna de humanos lejos del pecado, hasta decir malas palabras era un crimen, y ahora tenemos un maldito loco en medio de nosotros. ¡A saber si un día le vendí una pizza!

Miré de reojo lo que preparaba James, y me adentré a sentarme en un sillón, alejándome un poco de él. Me desplomé. Caí rendido, cansado, sucio, agitado. —Que sea algo fuerte, Jim, el cagón de tu amigo necesita algo fuerte.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 11/8/2016, 2:59 pm

-El comentario más acertado que he oído en mucho tiempo -no le quedó más remedio que darle toda la razón a su buen amigo cuando afirmó que todo se iba a la mierda. Era raro oír a Tom hablar de aquella manera y eso demostraba lo mal que llegaban a estar las cosas. Le apenaba y preocupaba verle así pero a le vez sabía que era inevitable, lo único que podía hacer era ofrecerle todo su apoyo y amor incondicional, como siempre. Porque algunas cosas buenas nunca cambiaban, aunque fueran pocas.

Mientras el café se preparaba se giró y apoyó en la encimera, cruzándose de brazos mientras observaba a Thomas desahogarse -¿Ahorcado en el escenario? Joder... -frunció el ceño un momento -Me recuerda a aquel baile de Máscaras en el que vimos también a alguien colgando pero aquello no era real y en cambio ahora... mucho me temo que alguien debe de haberse vuelto loco con todo lo que sucede en el pueblo -si bien habían visto cosas extrañas a él le daba la impresión que detrás de aquel asesinato había implicadas personas de carne y hueso, como lo ocurrido con su cuello. Lo único bueno era que entonces podrían detenerlas -Lo sé, el pueblo está descontrolado y sus habitantes empiezan a contagiarse. Incluso tú estás diciendo palabrotas, imagínate -torció una sonrisa que duró poco, entonces sirvió las tazas y las dejó sobre la mesa, añadiendo el azucarero y la cafetera por si era necesario. Dudó unos segundos pero antes de sentarse lo hizo acompañado de una botella de ron, vertiendo parte del líquido en el café de Tom y en el suyo propio.

-Supongo que esto ayudará a sobrellevar mejor la noche. Quédate, ya sabes que mi casa es tu casa siempre que la necesites -cuando invitaba a alguien siempre decía aquello y era cierto, no tenía problema en compartir su espacio durante ese rato pero con Thomas era una invitación mucho más generalizada -Ahora vengo -se levantó después de dar un largo sorbo a su taza y tras rebuscar en los cajones del recibidor regresó y tomó asiento en el mismo sitio, dejando sobre la mesa unas llaves que movió hasta las manos de su amigo -Para ti, para lo que haga falta -era su manera de hacer más patente la afirmación de un instante atrás.

Le sonrió un momento sin poder evitar cierto abatimiento. Él también estaba cansado de todo aquello pero no iba a dejarse vencer fácilmente -Lo peor de todo es que estoy casi seguro de que no es obra de una sola persona -observó el oscuro contenido de su taza y volvió a beber -¿No crees que alguien debería descubrirles y atraparles? Ya sé que la policía se encarga pero ya sabes, a veces no pueden con todo... - ahí estaba, tanteando el terreno, cosa poco habitual en él. 

Volver arriba Ir abajo

"El comentario más acertado que he oído en mucho tiempo". Resoplé por lo bajo, y negué con la cabeza con media sonrisa. Irónicamente podía tener razón. Me hundí un poco más en el sofá, en el que incontadas veces había reído, más ahora estaba sumido en una desesperación que no me era propia. Necesita decir algún chiste, acordarme de alguna idiotez, comentar algo fuera de lugar. No podía, me lo había enterrado, junto a la tumba del buen hombre.

Todo eso James... también creo que quisieron secuestrar a alguien, una chica y otro hombre, pero estaba perdido, solo quería largarme de ahí. No nací para ser un héroe, eso lo sé, créeme, pero tampoco pensé que podía a llegar a ser tan cobarde. Cobarde de verdad, de esos que corren primero empujando ancianitas en su paso.

No tenía miedo de confesarme frente a él. Si me iban a juzgar que lo hiciese alguien que me conociese, alguien de quién la opinión si me valía. Lo miré, pero estaba concentrado en las memorias, no vi cuando se acercó a mi.

¿Ah, qué cosa Jim? —vi las llaves. —¿En serio... esto es en serio? —elevé una ceja y apunté con el dedo. Me quedé un rato mirándolo incrédulo, hasta que mis piernas reaccionaron y de un tirón me levanté. Bastaron tres pasos para alcanzarlo y rodearlo fuerte con mis brazos. —¿Ves? Esto es un abrazo bien masculino, de esos que solo los machotes podemos darnos... —dije, sonriendo, aunque no pudiese verme. Me desprendí un poco y cerca a él susurré: —El beso te lo debo, pero te permito que lo sueñes, papichurris.

¡Ay! El alma había vuelto a mi cuerpo.

El problema es que... le preguntas a un cobarde para emprender una travesía. Me gustaría decirte: ¡si, adelante, exploremos juntos! Sería divertido, pasa que esto es la vida misma, no creo toparnos con luces de colores. ¿Y si te estorbo? ¿Y si te pasa algo por mi culpa? ¿Y los niños? ¡Bah, que demonios! ¿Qué tienes en mente?

Me acerqué a la mesa y tomé el café, amargo. Sin decir nada me metí en la cocina para traer un paquete extra grande de papas fritas y arrojarme de nuevo en el sofá. —Ahora si, como que me faltaba algo... Bien, cuéntame lo que sabes.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 13/8/2016, 12:08 pm

Se había quedado con la duda de aquellas personas a las que habían querido secuestrar pero después de recibir aquel impetuoso abrazo no pensaba volver a tocar un tema tan escabroso y peliagudo. Tal vez cuando su amigo consiguiera relajarse y sentirse algo más seguro sería el momento adecuado para recordárselo y pedirle detalles pero no entonces -Abrazo de machos peludos, bien dicho -se rió con suavidad mientras le devolvía el gesto. Era un poco raro estrechar a un hombre tan fuerte entre sus brazos, el único con el que lo había hecho era Mike, pero pensándolo a fondo Tom era en aquellos momentos lo más parecido a un hermano para Jim y ese pensamiento le relajó lo suficiente como para que todo fluyera de forma natural. Oírle bromear de nuevo indicaba que había valido la pena.

-Tendré que conformarme con las fantasías entonces -bromeó mirando al techo pensativo, como si ya se lo estuviera imaginando, pero pronto regresó la vista a su amigo tomando asiento sobre el reposabrazos de una de las butacas -Tú nunca me estorbas, Tom, eres mi mejor amigo -le recordó porque en aquellos momentos probablemente le vendría bien oírlo en voz alta. Le quería con toda su alma y de forma sincera, le daba igual que la gente diera por hecho que no encajaban porque eso significaba que no les conocían en absoluto -No te preocupes, por el momento no serás un agente de campo -no quería meterle en algo tan peliagudo de golpe, sabía que el bonachón que tenía delante no era el más valiente ni un hombre de acción pero de todos modos tenía algo para compensarlo: actitud y entrega. En eso pocos podrían superarle.

Estaba a punto de explicarle su propuesta pero se quedó con la boca abierta mientras su compañero se levantaba y buscaba algo en la cocina. No tardó demasiado en regresar ya que sabía de sobra donde encontrar lo que necesitaba -¿Eso es lo que tú entiendes por algo fuerte? Eres insuperable -arrugó la frente con extrañeza antes de reírse, entonces se levantó -Vamos, la mejor manera de explicártelo en enseñándotelo-movió las cejas, guiándole hasta la puerta que conducía a la buhardilla -Es un secreto -susurró con un movimiento de cejas para hacerse el interesante, después extrajo la llave colgada de su cuello y abrió -Vamos, macho, yo sé que puedes contra estas escaleras -le alentó bromeando mientras subía peldaños, teniendo tiempo de abrir la segunda puerta mientras su amigo le alcanzaba y así pudo encender la luz y alguna lámpara extra para que viera esa especie de "despacho de detectives" que tenía ahí montado. Varios escritorios y sillas, cada uno de una manera, papeles, libros, periódicos y sobretodo un inmenso mural en una de las paredes con multitud de anotaciones, post-its, flechas y fotos relacionando los distintos acontecimientos y personajes de Sakura Town.

-¿Sabes que siempre te digo que estás loco? Pues quizá me equivocaba -se apoyó en su escritorio más habitual, dejando que Thomas campara a sus anchas y observara lo necesario antes de querer bombardearle a preguntas.


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

"Tom, eres mi mejor amigo".

¿Cuánto valían las amistades? ¿Era cierto que no se podían comprar? ¿Qué ni todo el dinero del mundo bastaba para ser feliz? Eso creí, no solo ahora, sino desde siempre. Nunca estuve rodeado de lujos, mucho menos de abundancia. Nunca paseé en un auto lujoso, ni vestí de etiqueta. Tampoco la billetera era abultada, o mis anillos de oro. Tenía una familia grande, muchos perros, calor de hogar, guisos potentes, abrazos, una agenda social recargada de encuentros con amigos, salidas, risas, panza llena y corazón contento.

Y por un instante entendí que a pesar de las adversidades, cuando había cosas por las que luchar, era fácil seguir adelante.

Lo sé, soquete. Tú el mío y basta que me voy a largar a llorar como colegiala, vamos a ver qué te traes entre manos. ¿Agente de campo? Esto se pone interesante... —miré las escaleras y reí ante su comentario. Era malvado a veces. —¿Qué ya hay que entrar en ejercicios? Me tienes a mal traer Jim, jaja... Aunque debo decirte que todo esto me da cierta curiosidad y miedo a la vez... no quiero que me encierres en tu cuarto, vaya a saber Dios las cosas cochinas que se te ocurren sobre mi... soy hombre débil Jim —subí lento los peldaños recargando un poco mi peso en sus brazos, para obligarle a empujarme, así era más divertido.

Nunca hubiese imaginado que tenía montado un club secreto en su propia casa y hasta recién me enteraba. Me quedé unos segundos callado, observando todo con los ojos bien abiertos. Me adentré al lugar, para empezar a tocarlo todo. Papeles, fotografías, escritos, un maldito pizarrón lleno de cosas.

Holly molly... —susurré. —Te has vuelto loco de remate, compadre.  Todo esto es bien escabroso, dime que la mitad de todo esto es puro invento, porque si hay tantas cosas para investigar... me cago en todo. ¿En tanto estamos metidos? ¿Tan ciego fui? ¿Qué es todo esto, Jim? Creo que vamos a tener una larga conversación...

Miré los recortes de periódicos del Lodge Gazeta. Luego lo miré a él. No tenía una expresión del todo feliz.

¿Y yo en qué puedo ayudar...?

Recordé los acontecimientos extraños que había vivido pero jamás revelado. Quizá podría empezar por ahí.

Quizá pueda darte algún que otro dato pero... primero necesito saber qué tramas, qué quieres averiguar. ¿Tienes fotos mías por aquí en la ducha?! —me di vuelta en pos de actriz de telenovela. —¡james Riverwood! Jajaja... dios... necesitamos apodos de espías. ¡Tomo el nombre de Halcón rojo! ¡No, no! ¡Mejor que sea Señor Salchichón!

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 23/8/2016, 12:51 pm

Se limitó a contener la risa con las primeras teorías disparatadas de su amigo que, como siempre, no eran más que bromas. Estaba bastante seguro de que seguía asustado pero haber conseguido que volviera su humor de siempre le parecía un buen logro y le alegraba. De vez en cuando era inevitable hundirse con todo lo que ocurría en el pueblo pero nunca había que llegar hasta el fondo y ahí estaría él para reflotar a Tom las veces que hiciera falta.

Definitivamente el mural impresionó a su amigo y James sonrió con satisfacción, a pesar de saber que todo aquello también daba escalofríos -La mayoría de recortes son de  desaparecidos y su último lugar de avistamiento o aparición pero hay alguna información bastante interesante que he conseguido ir recopilando. Lo malo es que la mayoría no parece tener conexión entre si y ahí es donde entrarías tú - le señaló y después a uno de los viejos escritorios. Era el que tenía más periódicos amontonados encima -Si quieres colaborar te encargarías de la logística. Algo así como el secretario - sonrió con la idea y aunque estuvo a punto de decirle que primero lo pensara bien verle tan entusiasmado lo consideró una respuesta en si misma.

-Tu trabajo será descartar la información que no es de utilidad de la que sí y si puede ser nos ayudarás a conectar cada pista pero no te asustes demasiado porque no estarás solo en esto. Hay dos chicas que se prestaron voluntarias a formar parte del equipo hace un tiempo, no quise decírtelo porque sé que estas cosas no te gustan pero después de lo que ha ocurrido hoy... -frunció el ceño y suspiró largamente -Nos merecemos respuestas y si no nos las dan tendremos que buscarlas nosotros mismos, ¿no crees? -se separó de la mesa en la que estaba apoyado para reírse sonoramente -Qué más quisiera yo que tener tus fotos indiscretas pero todavía no hemos llegado a la fase de cámaras y micrófonos ocultos... ¡aunque no es mala idea! -ahí estaba, una simple broma acabaría convirtiéndose en un plan, como era habitual en ellos -Hoy en día pueden comprarse muy fácilmente por internet pero no quiero que nos rastreen, tal vez deberíamos hacer un viaje cuando el tren vuelva a funcionar -entrecerró los ojos, miró a Tom y entonces movió las cejas -Es mi mirada especial de detective, ¿te gusta? -se hizo un poco el interesante pero no pudo aguantar la risa mucho más.

-Señor Salchichón tiene una elegancia y una sonoridad que te definen demasiado bien, querido Tom
-opinó levantando un dedo a modo de deducción evidente -Los tres que formamos parte del equipo por ahora nos hemos puesto apodos de Sherlock Holmes pero la verdad es que no conozco a nadie más que los dos protagonistas. ¿Puedes creerte que me han obligado a emplear el apodo del antagonista? Debería ponerles una denuncia por calumnias -en ese momento tomó asiento en su silla reclinable habitual. Era una manera de marcar el territorio aunque estaba seguro de que no tardarían en quitársela -Y supongo que ahora llega el momento de las preguntas, otro día hablaremos de lo ocurrido hoy -no quería hacer más hincapié del necesario en la muerte que Thomas había presenciado aquella noche pues ya había comprobado lo mucho que le había afectado pero necesitaría detalles más adelante, cuando se sintiera preparado -Puedes quedarte a dormir si quieres -le ofreció con naturalidad pues tampoco sería la primera vez que compartían una noche de películas, videojuegos, borracheras o lo que fuera conveniente. La única diferencia en aquel caso era que el contexto resultaba más serio.


Volver arriba Ir abajo



Información bastante interesante... —susurré. No podía creerlo. Y si bien sostenía delante mío los recortes, sentía que algo me faltaba. —Jim.. Jim... —lo paré un poco antes que me diese un patatús. —¿Cómo es que hay dos féminas en el grupo ANTES QUE YO? —me llevé un mano al pecho y luego la otra a la frente. ¡Vaya traición al pacto varonil! —Ya... te creía capaz de muchas cosas pero de ¡esto! Que dos mujeres estén por delante de tanta aventura que yo... un poco me da... de celos. ¿Acaso no limpié bien el honor? ¿No te cociné tu pastel favorito? ¿No use el boby-doll que más te gusta?

Resoplé un poco. Si, todo era broma, pero muy en el fondo me sentía un poco mal. Probablemente eran idioteces y sabía que yo no era de los serios para confiar planes tan elaborados como este, pero... Bueno, ya se me pasaría.

¿Y conozco a las usurpadoras acaso? —pregunté, tomando otro trozo de diario. Podía leer de la inundación de aquel día y todo lo que la gente perdió consigo, había sido terrible y el inicio del muro horrendo que mal o bien nos había salvado la vida. —Si, te queda bien la miradita, aunque no es tan buena como esta —ladeé de lado a lado mis cejas. Ah, esa era mi marca registrada.

Obvio que me quedo, ¿quieres que haga pizza? No, mejor preparo alguna otra cosa.. ahm —miré hacia arriba. —Hamburguesas con queso y tomate, ¿si? —hablaba, pero seguía mirando el tablero con concentración. —¿Y Diane sabe algo de todo esto? ¿Y mis sobrinos? —le sonreí, ya los había adoptado, y yo era su tío postizo. —¡Ah! Ya lo veo a Connor feliz de saber todo esto... aunque sería muy cruel mostrarle esto, por ejemplo —alcé un recorte de un pequeño ciervo muerto. Lo miré, estaba tan calmo, como si de él se hubiese apoderado el sueño más profundo.

Me arrimé un poco a la puerta de salida. —¿Te parece si charlamos mientras cocino? La inspiración culinaria puede hacernos crear buenas teorías, aunque temo... —empecé a caminar fuera del lugar hacia el sector para preparar hamburguesas. —... que al no saber mucho, en vez de hacer preguntas, tengas que decir tu tus teorías de lo que ocurre aquí. Yo, honestamente... tengo poco para aportar. He vivido algo extraño un día que no estabas —abrí la heladera y comprobé que todos los ingredientes estuviesen, saqué todo de su sitio y apoyé sobre la mesada. Tomé un delantal y me lo ajusté a la panza. Preparé el horno, y la sartén donde calentaría los condimentos, morrones, cebollas doradas.

Al principio no lo relacioné con nada, pero luego me di cuenta que todo lo que pasa acá tiene un punto en común, no se cual, pero eso creo. Ese día estaba vendiendo pizza, cuando en medio de una charla no oigo nada más. ¡Bum! Todo en silencio, yo, el tipo delante mío, los pájaros, el auto que pasa por al lado, nada... todo apagado. ¿Dónde se ha visto eso? ¡Ja!

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 4/9/2016, 10:01 am

Tuvo que aguantarse la risa mientras negaba con la cabeza ante la ofensa de su amigo. Podía llegar a estar un poco dolido de verdad por no haber contado con él desde el inicio pero dudaba que aquello fuera a durarle -Nunca te mostraste demasiado interesado en todo lo raro que sucede en el pueblo, eras de los que prefería encontrar una explicación lógica o ignorarlo y consideré que era mejor así. Se corren menos riesgos en la ignorancia pero me temo que hemos llegado a un punto en el que ya es inevitable querer respuestas. Todo lo que pasa en este pueblo... ya no puede seguir ocultándose - suspiró largamente y se mantuvo callado un momento, observando como su buen amigo hojeaba páginas de periódico. Estaba casi irreconocible con aquella actitud tan concentrada que volvía a su habitual despreocupación cuando levantaba la vista.

-No, creo que no las conoces pero tampoco estoy seguro. El pueblo es pequeño seguro que al menos las has visto - la cuestión era, ¿debía revelar sus identidades? A su modo de ver cuantas menos interconexiones hubieran más seguro sería todo pero a la vez Tom era su mejor amigo y no quería ocultarle información de forma deliberada. Era difícil tomar una decisión, sobretodo cuando le dedicó aquel reto de miradas que le hizo reír abiertamente. Estar con él siempre era terapéutico.

Arrugó la nariz cuando mencionó las pizzas pues si bien le encantaban las probaba tan a menudo que ya no implicaban algo especial, por eso la idea de la hamburguesa le motivó mucho más, levantándose de su butaca con ganas -Diane sabe que meto las narices donde no me llaman para entender lo que ocurre pero no que estoy construyendo el mural ni que tengo colaboración. Mis sobrinos no tienen ni idea y eso quiero que se mantenga así, son demasiado pequeños -  en ese instante le miró con seriedad pues su amigo sabía de sobra que para él sus sobrinos eran sagrados, haría lo fuera por ellos.

Le siguió escaleras abajo hasta llegar a la cocina, donde Tom se movía como en su propia casa. Decidió dejarle vía libre pero se arremangó y se lavó las manos para colaborar en lo que pudiera -¿Silencio sepulcral repentino en el ambiente? Eso no es lo peor que puede pasarte, amigo -torció el gesto pues no lo consideraba algo precisamente bueno y mientras tanto se puso a cortar cebolla -No hay muchas teorías sólidas sobre lo que ocurre. Digamos que tenemos varias vías de investigación pero todavía no hemos conseguido encajarlas del todo, nos falta más información -le explicó con una naturalidad que solo podía permitirse con él -Sabemos que algo parecido ocurrió en el pasado y por eso existen los pasadizos subterráneos, la Torre Azul, incluso la residencia y todos esos caballeros de aspecto medieval... Pero no hemos conseguido enterarnos de cuando o qué ocurrió aunque tenemos una ligera idea de quién puede saberlo. La Asamblea Alta de Sakura Town, formada por las personalidades importantes del pueblo. El alcalde, jefe de policia, sacedorte, la dueña de Saint Lorene... No sé exactamente cuantos son pero están metidos en el lío y tienen esa especie de llaves maestras que lo abren todo. Un lío, la verdad - arrugó el ceño y se quedó mirando durante unos instantes los fogones y lo que Tom iba cocinando -¿Te has enterado de algo? - se lo había soltado tan de golpe que terminó riéndose -Queríamos intentar conseguir las llaves de Sophia pero siempre las lleva encima - se encogió de hombros y finalmente abrió la nevera para sacar un par de cervezas, cediéndole una a Tommy mientras él bebía de su propia lata.

-¿Sabes cual es tu único defecto? Haber nacido con pene. Si fueras mujer estaríamos casados y tendríamos cuatro hijos, menuda faena me has hecho - bromeó pero si algo había de cierto en aquella tontería era que Thomas era el único que nunca le había hecho sentirse mal consigo mismo y aquello valía su peso en oro.

Volver arriba Ir abajo

Escuché todo en detalle, hasta llegar a la cocina y ponerme con lo mío. Empecé la charla nuevamente tratando de resumir el contenido.—Ya, ya —lo acallé con la mano. Ya sabía que nunca me había importando mucho nada de lo que estaba pasando, pero no por maldad sino por pura pereza. Tener que pensar que hay algo misterioso que descubrir, puertas que abrir, candados que destrabar, me imponía algo de sueño y un poco de modorra. Era más simple prender el televisor y ver al musculoso Arnold Schwarzenegger pelear con los malos. —Es difícil en este punto, me supongo yo... Más cuando parece que de pronto nos cazan. ¿Has oído alguna muerte así en este pueblo? Que yo sepa jamás. Este sitio estaba olvidado hasta para el demonio, ahora parece que de pronto le pico el bicho del interés.

Hablando de demonios, seguro las conozco —lo miré de costado, mientras mezclaba la carne con los condimentos. Apreté la sonrisa entre mis labios para que no saliese y oculté un poco mi rostro. Era divertido aquello. —¿Son amigas de Diane? Okey, ya jajaja, perdona... estoy en un punto que... mejor reír que llorar —dije. Miré de nuevo la mezcla y me concentré unos segundos en ella, tratando de correr de en medio la imagen del hombre colgando por el cuello. —No diré nada, no te preocupes.

Woo woo, espera allí super héroe —lo miré, alzando demasiado una ceja. —¿En el pasado? ¿De qué hablas? ¿Caballeros? Woo, ¿no ves mucha televisión James? —seguía mi vista clavada en él. —Lo único que se de esa Asamblea es que son miembros destacados, que aportan y saben cosas del pueblo per se. Por el hecho de que saber y ser viejos les da más posibilidad de poder hacer mejor las cosas por aquí. Pero de ahí a pensar que son una red de locos conspirativos...

Tomé las cebollas cortadas por James y mis ajíes verdes y rojos y lo empecé a saltear en el sartén. Comenzaron a chillar un poco, y las dejé para que se dorasen. Tomé la cerveza y la abrí, bebí un trago largo, lo necesitaba. Largo, como de una botella entera. La dejé a un lado y formé los bollos, metiéndolos en una placa del horno ya encendido.

Puede ayudarte a averiguar quienes son todos, sabes.. escucho rumores de todos lados, con esto de camión, voy de aquí para allá, llevo y traigo chusmeríos como vieja loca. Lo único que creo.. es que son secretos sus integrantes para poder ser democráticos a la hora de votar cosas. Bah, ni idea. Me haces ponerme paranoico también.

Me limpié las manos con un trapo y me arrimé a él, tomándolo por la cintura. Admito que debí hacer un esfuerzo muy grande por no reírme en su cara, pero valió la pena. —¿Qué dices? ¿Pene? Pero si pensaba que de esos te gustaban. Aún podemos, chiquitín, eh eh —lo apreté un poco, alzando las cejas. —¿Qué dices? ¿Hijos? Jajaja —lo solté y empujé lejos mío. —¿Te ves con hijos? Yo no, honestamente. Al paso que voy jajaja, triste pero cierto.

Metí las hamburguesas en el horno fuerte y saqué el pan del freezer. Los metí al microondas en descongelar. —Pon la mesa, mi amor, en cinco está todo —le tiré un besito y le palmeé la cola.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Monstruos bajo la cama.

|

 por James Riverwood el 11/9/2016, 10:44 am

-He trabajado como bombero desde que llegué y la verdad es que llevas razón en eso. Siempre ocurren accidentes pero Sakura Town destacaba precisamente por ser tranquila. Generalmente rescataba a más mascotas de sitios extraños que a personas y ahora... - hizo un gesto con los brazos, como si se tratara de una especie de explosión. Últimamente las cosas se estaban torciendo demasiado y cada vez hacia un rumbo más oscuro y peliagudo, por no decir incomprensible -Nadie ha dicho que los considere locos pero conspiratorios seguro. ¿Si tienen información privilegiada porque no se limitan a compartirla en lugar de ponernos a todos en peligro? Algunos han intentado ayudarnos en momentos complicados, como Sophia, pero sería mucho más fácil para todos que pudiéramos acceder a la seguridad de los túneles sin necesidad de que los privilegiados nos abran la puerta. Al final siempre es lo mismo, esto acabará como la maldita Revolución Francesa - esperaba equivocarse pero al mismo tiempo sería uno de los primeros en apuntarse a forzar a esa Asamblea Alta a compartir sus conocimientos.

-¿Desde cuando una democracia necesita ser secreta? Si fuera una democracia votaríamos todos los habitantes del pueblo y no solo los cinco que han heredado el cargo. Ni siquiera sé qué tipo de gobierno se supone que es ese... ¿y tú lo sabías? - por un momento le miró extrañado pues a él le había costado cierto esfuerzo enterarse de la existencia de aquella Asamblea mientras que Tom hablaba de aquello como si fuera lo más normal del mundo. Solo pensar en la posibilidad de que supiera más de lo que aparentaba le provocaba escalofríos incómodos -Tú averigua lo que puedas pero intenta ser disimulado. DI-SI-MU-LA-DO -lo dijo lenta y claramente para recalcar lo mal que se le daba aquello la mayoría de veces. No quería meterle en ningún lío y por eso no le pediría que le acompañase a los túneles subterráneos, al otro lado del muro ni nada por el estilo.

Cuando se le acercó tanto le miró por un momento asustado y sobresaltado pero no terminó en reírse -El único pene que me gusta es el mío - le corrigió en cuanto se apartó, encogiéndose de hombros -Pues a mí me da igual que se me pase el arroz, pienso tener hijos algún día. Hasta me he llegado a plantear adoptar pero creo que sería muy complicado... - lo dejó en el aire, no quería seguir con un tema que para él era bastante importante y problemático cuando sabía que Tom se lo tomaría a broma.

Salió de sus ideas utópicas cuando recibió esa palmada a traición que le hizo encogerse un poco al tiempo que retrocedía -No tientes demasiado a la suerte, Tomasita - le advirtió a modo de broma antes de preparar la mesa, después de lo cual llegó una cena acompañada de una conversación mucho más distendida que consiguió que ambos se olvidaran del desastre que acababa de ocurrir al menos durante unas horas.


off: ¿Cerramos aquí o quieres añadir algo más?

Volver arriba Ir abajo

Supongo que... en el caso de los túneles, dejarlos abiertos también traería más problemas, ¿te imaginas? Los adolescentes los usarían de nido del amor jaja, bueno y tu también —lo miré pestañeando rápido. —La señora Sophia es... rara. Es demasiado amable y misteriosa, parece como la mujer perfecta y si, tengo una especie de crush con ella pero olvídate de molestarme con el asunto, Jim jaja, todos lo superamos y ahora sólo la miro desde las sombras, cual stalker —terminé por dar vuelta las hamburguesas en el horno, cinco minutos más y a comer.

¿Disimulado yo? Estamos en un problema, y sabía lo que todos Jim, no se más de lo que acabo de contarte, ¿y sabes por qué lo se? Me paso el día entero recorriendo el pueblo y en los meses y años que estoy me he enterado de esas cosas, supongo que en cierta medida era ser un ciudadano responsable, ¿no? —lo miré extrañado. No sabía más y a veces me preocupaba enterarme de todo tanto después de acontecido.

No comenté nada sobre los niños, sabía que era un tema delicado, de esos que me daban escozor. A mi siempre me gustaron, y tendría cuatro o cinco, pero el problema venía del lado femenino, probablemente porque si los críos heredasen mi belleza su vida se tornaría un calvario. Y fuera de bromas, yo si tenía encanto, ¿no?

Saqué las hamburguesas, colocándolas en un plato, junto al resto de condimentos, tomé un tomate, lo corté al medio y avancé a la mesa. —Trae más cerveza, primor —dije, sentándome finalmente. Mi boca se encontró con la comida, el sabor, la tibiendad. —Bien, cuéntame algo estúpido Jim, esta noche somos tu y yo, solamente, olvidemos todo, tratemos de ser felices —levanté mi cerveza y brindé por él, mi mejor amigo y por mi, el testigo de un asesinato.

*Quería añadir bobadas, ya le conoces jaja. Lindo tema, como siempre, los amo ♥
Cerrado.

Volver arriba Ir abajo