o
Saint Lorene
Secrets Stories — 3 ½ años
Pueblo aislado y abandonado.
^
Cuando nos contaban por las noches la leyenda del glorioso Rey que se erguiría en un pueblo de llamas, nunca imaginamos que fuese a suceder justo aquí en nuestro hogar. Desaparecidos, afectaciones, desastres naturales, muros altos, extraños pájaros, secretos, persecución, adrenalina y acción. ¿Cuándo te mudas con nosotros?

Une fantasía, misterios, un pasado oculto y secretos a revelar en una trama desarrollada por capítulos que cambian el clima completo del pueblo. Tenemos 3 años en línea, compromiso, actividad constante y una comunidad familiar.
— Situación Actual
Línea de Tiempo, hasta el 30 de diciembre 2016 inclusive. 02º a 10º grados, invierno.

— Estación de tren: clausurada.
— Muros: altos.
— Servicios: con fallas.
— Comunicaciones: sólo internas.
Afectación de 2do Grado: ninguna.
— Tramas activas
16/08. Evento. Mañana.
05/07. SubCapítulo. Old Town, etapa 3.
26/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 2.
05/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 1.
10/04. Evento. Natsu Matsuri.
13/02. TC. The Under-Market.
12/02. TC. Let's find out.
08/02. TC. The hidden death.
07/02. TC. Into the deep fog.
19/01. ME. Sálvame.
19/01. ME. Heridos [secreta].
23/12. SCap. Lorene.
14/11. ME. Los Guardas.
  • ·
  • ·
  • ·
— Noticias[onrol]
25-30/12. Llega Navidad, pasa el tiempo.
12/12. Regresamos... ¿y ahora? ¡Qué ha pasado con el tiempo!?; x.
05/07. Novedad en GossipSL, leer.
23/09. ¿Dónde estoy? ¿dónde están todos?
26/06. Inicia E2 Old Town en — Nowhere.
23/01. Limpieza de Junio.
19/06. Finaliza E1 de Old Town.
05/06. Inicia E1 Old Town en — Nowhere.
27/05. Cerradas inscripciones: Old Town, la trama dará comienzo el 05/06.
09/05. Abierta inscripción al nuevo y gran subcapítulo: Old Town .
05/05. Adelanto de Línea de Tiempo a 22 de Septiembre.
01/08. Reporte muy interesante sobre TheRebels, información recaudada por LG.
18/04. Abiertos los juegos del evento: ¡Jugar!
10/04. Nuevo evento: Natsu Matsuri.
30/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
30/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 07 de Agosto.
29/03. Añadidas nuevas Tramas Sugeridas: leer y una nueva Trama Buscada: leer.
21/07. Me enteré que hay vecinos nuevos queriendo contra-atacar a TheRebels, ¿oíste?
21/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
25/06. Otro desastre en el Brenam’s Café, ¿sabías?
18/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 31 de Julio.
17/03. Resultado del The Fate Roulette.
13/03. Nuevo concurso de The Fate Roulette.
07/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 24 de Julio.
30/06. Ey... que raro esto, mi reloj se ha detenido. ¡Ah y el mío también!
18/06. ¡OHH! La bruma se ha ido, los muros han bajado y el tren regresado. ¿¡En serio?!
24/02. Adelanto de Línea de Tiempo a 15 de Julio.
14/02. Nueva TC: The Under-Market.
07/06. Nuevos reportes en el Lodge Gazeta.
13/02. Hemos añadido una lista nueva de Tramas Sugeridas (x) y además un nuevo sistema de tramas: Tramas Buscadas (TB).
12/02. Nueva TC: Let's find out.
11/02. Aviso sobre próximas TC: se abrirán en el plazo de tres días.
08/02. Nueva TC: The hidden death.
07/02. Nueva TC: Into the deep fog.
31/05. ¿Oíste sobre los túneles debajo del pueblo? Mmhh cuéntame.
30/01. Limpieza de Enero.
28/01. Avance de todas las ME actuales y apertura de la TCs del nuevo CapV: ¡corre a inscribirte! Avance de unos días en la LdT.
19/01. Abierta ME en el HH para heridos tras cierre de trama en Lorene ¡asistir! Otra ME abierta, para los secuestrados de locación secreta.
17/01. Con el cierre de la trama "Lorene", se han añadido objetos de supervivencia para poder rolear en el exterior: ¡comprar!
20/05. El Lodge Gazeta informa las medidas de seguridad que se deberán tener en cuenta, leer.
20/05. Los ciervos convocan al pueblo en rededor de Lorene, pero alguien más los está esperando... ¡Una bomba! ¡Corran!. Y ahora... ¡la bruma se ha vuelto venenosa, a resguardarse!
05/01. Limpieza de Diciembre.
31/12. ¡Feliz 2017, Felicidades!
23/12. ¡Feliz NocheBuena & Navidad para todos!: ¡Regalos sorpresa!
23/12. Comienzo de nueva trama: Lorene.
14/12. Renovación del foro + inicio de Capítulo V: participar.
02/12.¿Quieres jugar al famoso juego del Santa Secreto? ¡Claro!
23/04. ¿Oíste? Se cortó el agua y prohibieron la cercanía a los muros. ¿En serio?
25/11. Encuesta para los usuarios: leer.
24/11. ¡Renovado mapa del pueblo: leer!
22/11. Limpieza de Noviembre.
16/11. Nueva trama sugerida: leer, relativa a The Anonymous.
14/04. Importante folleto se reparte por el pueblo, leer.
14/11. MiniEventos abiertos: El plan de AutoAbastecimiento & Los Guardas.
10/04. Un nuevo rumor ronda por el pueblo, averiguar cuál es.
06/11. Inscripción a nuevos MiniEventos: aquí.
01/11. Avance de trama y línea de tiempo: aquí, importante lectura de varios acontecimientos.
24/10. Nuevo subcapítulo abierto: aquí. Final de Capítulo IV.
13/10. Una nueva tanda de tramas cruzadas se ha abierto: in their wings, in their eyes & in their voice.
12/10. Un pequeño regalo sorpresa a todos los que han roleado hoy (x).
11/10. Se han añadido nuevas Tramas Sugeridas, puedes tomar alguna aquí.
10/10. Todas las TCs activas han finalizado con éxito. Una nueva tanda se aproxima, aún hay tiempo para anotarse aquí.
28/03. Nuevas noticias importantes, publicadas aquí.
05/10. Todas las ME han finalizado con éxito. Tras ellas y el avance de la línea de tiempo el anuncio de un nuevo subcapítulo que dará cierre al Capítulo IV.
20/03. Los del LG hacen investigaciones y las revelan aquí.
03/10. Adelanto de línea de tiempo a 08 de Abril, la Afect. La Oscuridad sigue activa.
29/09. Estamos haciendo leves reformas a los subforos, limpieza y retoques.
23/09. 3er Aniversario El foro cumple 3 años en línea, leer.
09/09. Nuevo MiniEvento: Los Aparecidos. En el bosque encontraron algo.
13/03. Resumen de noticias en el Lodge Gazeta.
06/09. Nuevo MiniEvento: Luces amarillas. ¿Qué hay escondido en el colegio?
02/09. Nuevo MiniEvento: A través. ¿A dónde fueron?
01/09. Tres nuevas TC enlazadas, que incluyen más de 14 personajes: Under the fire, water & wind. ¡Sensacional!
30/08. Final de trama, muchas cosas han cambiado: leer últimas intervenciones. Pronto más novedades.

(+) Noticias anteriores: Tablón de Noticias.



Mensaje Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 9/10/2016, 10:27 am

04 de Abril de 2016  22:35

Dos días desde que había aparecido. Dedicó uno de ellos a descansar, el otro a buscar a James sin  resultado alguno. Había recorrido todos los lugares en los que creía poder encontrarle pero nada ayudaba, la situación la oscuridad.

Ethan se había mostrado bastante reticente a dejarla salir, la aparición de cinco personas desaparecidas no era algo que se pudiera ocultar, menos si se exponían por ello Hathor sugirió el "disfrazarla" un poco, la pelirroja lo vio como un juego, el guarda como una locura pero eran dos, bueno, dos y medio contra uno y no tuvo más opción que callar y observar.

Ataviada con un mono negro de manga larga, nada del estilo de Aubrey, y una peluca negra de un viejo disfraz de Cleopatra de la egipcia, la ahora morena salió a la calle y se debe decir demasiado entusiasmada por el teatrillo montado. Hathor la alentaba, Ethan negaba y ella reía al ver como aun así aquellos dos se respetaban.

Fue derecha a casa de James, no había nadie y frustrada comenzó a recorrer las calles. Había cegado a más de uno con aquella pequeña linterna del Guarda pero nadie era él, la oscuridad no mostraba aquel rostro y su preocupación crecía, ya que  Hathor no le había logrado ver y Ethan le dijo que la última vez que lo vio estaba cambiado, temía no saber que encontrarse, no podía creer que un hombre como él cambiase de manera tan drástica.

Era de noche, ella no lo sabía, pero era ya tarde como para estar en la calle. Cansada volvía a casa de Brooks pero se dijo ¿Por qué no intentarlo una vez más e ir hasta su casa? No se rendía, debía intentarlo y de nuevo sus pasos recorrían el mismo camino ya andado.

Golpeó la puerta varias veces. —James ¿Dónde demonios estas?— Al no obtener respuesta apoyó su frente en ella, rindiéndose, pensando que no le volverí a ver y aquello le angustiaba.


Cleopatra XDD:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 9/10/2016, 1:29 pm

Era bien entrada la noche pero en Sakura Town ya hacía demasiadas semanas que aquello no podía distinguirse más que por el cansancio acumulado a lo largo de las horas. A algunos les estaba costando más que a otros adaptarse pero todos estaban de acuerdo en que ansiaban que el ciclo solar volviera a su normalidad cuanto antes pues la oscuridad no hacía más que hacer patentes las peores pesadillas, incluso las de los adultos.

A pesar de esa premisa Abbie recorría las calles apresuradamente y armada solo con una linterna. A aquellas horas poca gente encontró fuera de sus casas pero ya que todos tenían las luces encendidas le servía de referencia para no sentirse tan perdida.

Tardó algo más de lo habitual en encontrar la puerta correcta pero una vez ahí estaba segura de no haberse equivocado. Incluso enfocó el número con su linterna un par de veces para estar segura antes de llamar y entonces pudo escuchar unos pasos acercándose junto al rastro de bombillas encendiéndose.

La puerta se abrió dando tiempo a Aubrey de apartarse pero no fue James quien abrió si no una mujer bastante alta y rubia que no reconoció. La desconocida miró el escote del discutible disfraz sin reparos y después de levantar las cejas miró a la chica casi igual de confusa que ella -¿Puedo ayudarte en algo, bonita? - preguntó con una tranquilidad que casi parecía fuera de lugar en aquel contexto -No habrás quedado con Jim, ¿verdad? Porque el muy capullo no me ha avisado... - entrecerró los ojos mirando de reojo el interior de la casa, como si pretendiera asesinar a alguien en aquel preciso instante.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 9/10/2016, 1:55 pm

La luz saliendo de aquellas ventanas le hizo retirarse de la puerta ¿Entonces si estaba? Los pases se acercaban y Aubrey andaba expectante ante la puerta, tenía claro que le saltaría encima y le gritaría un ya estoy aquí entre risas e incluso lágrimas, la imaginación de la pelirroja volaba.

En cuanto al puerta se abrió y fue a dar aquel primer impulso sus pies se quedaron clavados en el suelo, miraba a aquella despampanante mujer y de repente se sintió insignificante. Dio un par de pasos atrás y volvía a mirar la puerta, el número, a su alrededor pensando que quizás se había equivocado para luego darse de lleno en un muro de realidad, sintiéndose un tanto imbécil ante la situación.

—En realidad era una visita sorpresa, hace mucho que no le veo, es normal que no le avisara—. Se quedó en silencio mirando a la mujer, sintiendo como aquel nudo de desasosiego apretaba cada vez más su estómago, dejaba caer el peso sobre uno de sus pies, inquieta, sin saber muy bien que hacer. —Siento molestarle, supongo que ya le veré en otro momento ¿Puede decirle que Abbie vino a verle?— No sabía si aquella mujer llegaría a darle aquella información pero en aquel momento se sentía bastante incómoda y lo único que quería hacer era darse media vuelta y llegar hasta la casa de Brooks, si ambos llegaban a preguntarle tan solo les diría que no fue capaz de encontrarle, no tenía nada contra Ethan pero aquello eran cosas que prefería hablar a solas con Hathor.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 9/10/2016, 3:52 pm

La rubia se mostraba inquisitiva a cada palabra de Aubrey pero enseguida comenzó a asentir más de la cuenta. Parecía un poco contradictoria -Uyuyuy, una visita sorpresa... Sí, creo que eso le vendría de perlas francamente - se frotó la barbilla como si todavía estuviera sospesando las posibilidades y en cuanto empezó a despedirse con intención de marcharse no se le ocurrió nada mejor que taparle la boca con una mano y arrastrarla hacia dentro con un fuerte tirón de brazo que dejó claro que tenía más fuerza de la que aparentaba. La verdad era que le había hecho algo de daño pero no parecía ser consciente de ello o no le importaba, váyase a saber.

-Shhh, calla, calla. Le darás esa sorpresa, además estoy casi segura de que he oído tu nombre antes - en realidad lo había escuchado cientos de veces pero la cabeza de aquella rubia podía llegar a ser una jaula de pájaros así que era difícil que recordara algunos detalles en determinados momentos.

La mujer recorrió los pocos metros de recibidor y se asomó al pasillo que daba acceso a la cocina, las escaleras y el salón. Desde ahí podía oírse de fondo la tele encendida y James permanecía sentado en su rincón habitual. Se giró hacia Aubrey y le hizo gestos insistentes con las manos para que fuera hacia allí. Parecía entusiasmada con la perspectiva de ver aquella especie de "espectáculo" -¡Kate! No pienso pausar la serie para una vez que tenemos electricidad - advirtió James debido al tiempo que estaba tardando la susodicha en volver hasta el salón pero ella simplemente entornó los ojos y volvió a hacerle gestos a Abbie para que se decidiera a continuar.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 9/10/2016, 5:28 pm

Se giró, iba dispuesta a irse pero pronto una mano tapaba su boca  y le agarraba del brazo. Aubrey se revolvía pero con aquello tan solo lograba hacerse más daño y por más que se quejase aquel agarre amortiguaba todo sonido. Empezó a asustarse y ya se pensaba que de nuevo desaparecería, que aquello podría ser una trampa o dios sabe que, su imaginación volaba y comenzaba a perder los nervios.

Estar dentro de aquella casa le daban ganas de llorar, el olor, la ya tan conocida decoración, todo aquello le inundaba y seguramente estaría disfrutando de todo aquello de no ser de que aquella mujer la tuviese amordazada y agarrada. Le pedía silencio, aseguraba conocer su nombre y aquello para nada la tranquilizaba.

Se vio libre del agarre y estaba a nada de gritar cuando su voz llegó hasta sus oídos. Se frenó en aquel pasillo y por mucho que aquella mujer le invitaba a entrar no estaba segura de querer hacerlo. Había anhelado verle, le había buscado como loca y ahora tan solo se preguntaba que cojones era aquello y a que mierda jugaba aquella mujer.

Viendo que esta no avanzaba la rubia se tomó la libertad de cogerla y empujarla hasta el salón. Entró de manera torpe en este montando un poco de escándalo. En cuanto recuperó la estabilidad miró con alerta hacía aquella mujer.  —Deberías enseñarle algo de modales a Kate. Cada vez te las buscas más raras—. Ante el primer movimiento de la mujer se quitó los zapatos y preparó uno para lanzarlo y el otro lo cogió a modo de arma. Si antes se sentía insignificante ahora era todavía peor pues la altura de aquella mujer era envidiable. —Dos veces. No habrá una tercera—. Le advirtió echando una de sus manos hacía atrás, dispuesta a lanzárselo y consiguiendo así la diversión de la rubia.

Frunció el ceño al verla tan relajada, aquello le mosqueaba más y si había dejado la pose de ataque a un lado sus sentidos seguían en alerta. Finalmente miró a James y toda su parafernalia y manera de actuar se vio cohibida por aquella presencia. —Supongo que he vuelto—. Se encogió de hombros, por primera vez en su vida se había quedado en blanco sin saber muy bien cómo actuar por lo que decidió no moverse del sitio y mantener las distancias con las otras dos personas que allí se encontraban.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 11/10/2016, 3:23 pm

Aubrey no tardó demasiado en sentirse molesta con Kate, algo a lo que ella ya estaba más que acostumbrada así que no la ofendió lo más mínimo. De hecho la reacción de la recién llegada le resultó graciosa, incluso algo tierna, y por eso se limitó a reír entre dientes tranquilamente mientras estaba siendo amenazada con aquel zapato.

James se giró en cuanto empezó el pequeño estruendo y observó a las mujeres extrañado y sin fiarse demasiado. Si aquella morena era una especie de amiga o enemiga de Kate estaba seguro de que acabaría volviéndose loco pero su comentario le desconcertó bastante, sobretodo cuando le pareció reconocer aquella voz que se negó a asimilar. No era la primera vez que le ocurría y por eso no iba a volver a perder el tiempo con malas jugadas de su propia mente.

-No pienso hacer de domador en este circo - advirtió más que dispuesto a ignorar a ambas antes de que le metieran en algún tipo de lío pero entonces Aubrey se giró y en cuanto la vio se quedó tan perplejo como estático. Era evidente que le costaba asimilar lo que estaba viendo, como si no quisiera o no pudiera creerlo, por eso tuvieron que pasar varios segundos antes de que fuera capaz de moverse, levantándose lentamente -¿A... Abbie...? - titubeó acercándose un poco a ella. Al contrario de lo que había dicho Ethan en aquel momento no parecía haber cambiado. Vestía con la misma ropa desaliñada y cómoda que era habitual en él mientras estaba en la intimidad de su casa pero la presencia de la extraña Kate ya dejaba patente que algunos cambios debían de haber habido en su vida.

-¿Pero cómo?, ¿cuándo? - empezó a preguntar antes de sacudir la cabeza a sabiendas de que había detalles más importantes que aquellos que tal vez no podría ni responder -¿Estás bien? - miró su peinado arrugando un momento la frente pero en cuanto se centró en su mirada lo supo. Supo que era ella y antes de que pudiera oponerse la estaba abrazando contra su pecho con un hondo suspiro de alivio mientras Kate observaba el show en silencio y emocionada, poniendo cara de fastidio en cuanto James le hizo gestos con la cabeza para que se marchara.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 11/10/2016, 8:20 pm

En cuanto los brazos de James la rodearon dejo caer los zapatos al suelo y hacer ella lo propio. Hundió la cabeza en su pecho, aspiro su aroma  y fue en ese instante en el que se sintió como en casa, había pasado demasiado tiempo con él, se había acostumbrado a su compañía y en ese instante se aferraba a él como si de ello dependiera su vida.

No tenía noción del tiempo, por un momento se había olvidado de todo hasta que cayó en la cuenta de que no estaban solos, se retiró y buscó a la rubia pero no estaba y frunció el ceño extrañada, finalmente le restó importancia y tras separarse totalmente de James, comenzó a quitarse aquella peluca morena. —Estoy bien, al menos esta vez no aparecí herida—. Dijo mientras acomodaba su larga melena pelirroja, dejando aquella mata de pelo negro con sumo cuidado sobre una mesa.

Como siempre había hecho en casa de James, andaba por esta como si fuese suya, le cogió la mano y le arrastró hasta el sofá. —El cómo… Pues cómo hacen todos… Aparecer sin más. El cuándo hace casi dos días. Pero lo interesante aquí es lo que ocurrió aquella noche—. Sonreía por tenerle finalmente frente a ella, Ethan le había asustado con sus palabras pero le veía como siempre, al menos físicamente lo que le preocupaba era si no debería preocuparse por lo que podría pasar por su cabeza.

—La mujer que arrastrabas se llama Lorene. Hubo un momento en que me quedé sola en aquel bosque, tú ibas demasiado centrado en seguir adelante, Tate desapareció de repente y yo… Estaba sola con Annie y no sabía hacía donde ir, solo tenía un camino certero, uno que conocía muy bien y ese era volver hasta el arco—. Desvió la vista, se sentía un poco culpable por tomar aquella decisión, por no estar atenta y perderle de vista. —Algo salió de ese arco, iba ataviado con una capa negra, sus manos en vez de dedos habían garras y Lorene apareció y tú no estabas con ella—. Un  suspiro se le escapa, un atisbo de preocupación se asoma en su rostro al recordar aquel momento.  

—Esa mujer conocía a Annie, la llamó por su nombre y antes de poder reaccionar a ello, aquello que se escondía bajo la capa nos atacó y Lorene nos empujó a través del arco, solo recuerdo luz y… Nada más. Lo siguiente que viene a mi mente es despertar en mitad del bosque con el resto de personas—.
Cogió una de sus manos y la apretó para poder reconfortarlo. —Annie está bien. Está en casa de Ethan, por lo que si quieres verla antes de entregársela a su madre puedo traértela—.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La seriedad se borró de su rostro y de nuevo volvía a sonreír, tironeando del brazo de James con demasiado entusiasmo. —¿Sabes que Hathor está embarazada?  Y voy a ser la madrina, esa mujer está loca y Ethan también por permitirlo. Ah! Y mi hermano está aquí, tengo una sobrina y no he ido a verles aún ¿Tenía prioridades?— Se carcajeaba y se sentía algo culpable pero para ella el hombre que tenía frente a ella se había convertido en la prioridad número uno o dos, según la ocasión y si la egipcia estaba por el medio.

—¿Qué has hecho estas tres semanas? Ethan me dijo que te vio mejor vestido que los de Armani y casi que lancé el grito al cielo sin poder creerlo—. De nuevo reía y ante un arrebato le abrazó. —Me alegro de volver y poder veros. Sabiendo que  ese arco es lo que nos hace desaparecer ¿Prometo no acercarme más allí?— Dibujó una sonrisa algo traviesa, pues ni siquiera ella se podía creer aquella promesa.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 12/10/2016, 7:15 am

No quiso decirlo en voz alta pero comprobar que su melena pelirroja seguía igual que siempre le alivió un poco. No solo porque superficialmente le gustaba más sino también por las implicaciones que podría tener un cambio de imagen tan drástico como aquel -Yo creí... Con tu historial no estaba muy seguro de que pudiera volver a verte - admitió mientras miraba como le cogía la mano pues cada vez que sentía su contacto era como si un sueño se estuviera haciendo realidad y de vez en cuando temía despertarse en cualquier momento.

-Lorene, como la residencia... - musitó mientras la seguía hasta el sofá, recordando que alguien más mencionó su nombre a Sophia cuando huían por primera vez a través de los túneles subterráneos. Al final resultaba que aquella mujer era más patente de lo que cualquiera hubiera podido imaginar -Cuando estábamos cerca del muro se escabulló y huyó de mí como si fuera el malo de la historia - negó con la cabeza ya que todavía no comprendía la actitud ni las decisiones de aquella extraña mujer que sin duda sabía más que cualquiera de los que habitaban el pueblo -¿Así que despertasteis todos a la vez en el mismo sitio? Eso sí que es extraño - se podría decir que a la vez era una buena noticia pero no dejaba de ser desconcertante, como si el despertar de los desaparecidos realmente siguiera algún tipo de cálculo o quién-sabe-qué.

-No sé... Creo que es mejor que se reúna con su madre y sus hermanos cuanto antes - le hubiera gustado conocer mejor a su nueva sobrina pero tal y como estaban las cosas con Diane prefería no cogerle cariño porque era consciente de que la relación solo iría a peor y por tanto cada vez podría visitar menos a menudo a los niños. Salió de sus propios pensamientos cuando Abbie empezó a zarandearle con insistencia para que le prestara atención, tan entusiasmada como una niña con juguetes nuevos -¿Prioridades más importantes que conocer a tu sobrina? Definitivamente estás loca de remate, ya no hay solución para ti - bromeó, sonriéndole algo contagiado por su risa, esa que tanto había echado de menos durante aquellas semanas que habían parecido meses enteros.

-Viniendo de él me lo tomaré como un halago - levantó una ceja y sonrió de lado cuando hizo esa descripción de parte de Ethan -He cambiado de trabajo y tengo que vestirme algo mejor de lo que me gustaría para el nuevo puesto - se encogió de hombros con resignación. La informaría poco a poco de ese asunto ya que era consciente de que al principio podía sonar todo a
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
locura total pero al tenerla de nuevo entre sus brazos dejaba de tener importancia. La besó en la cabeza y en la sien antes de reírse -Eso ha sonado a que no te lo crees ni tú pero me conformo con que lo intentes - no podría retenerla ni aunque quisiera pero esa energía e iniciativa desbordantes eran parte de su encanto, al menos para él -Te he echado tanto de menos... Joder, cuando me enteré de que os había perdido estuve a punto de largarme - confesó con un suspiro de aprensión antes de sobresaltarse al escuchar una voz varios metros por detrás de ambos -Me temo que esta conversación ha terminado - Kate miraba a ambos desde la puerta que daba acceso al pasillo. Quién sabe cuánto rato llevaría ahí pero levantó ambas cejas en dirección a James para que se diera por aludido antes de regresar a la cocina bebiendo de una lata de Coca-Cola.

James se quedó mirando en aquella dirección tan serio que por un momento pareció dispuesto a estrangularla pero terminó levantándose del sofá -¿Vas a volver a casa de Hathor? Supongo que no son horas para una visita sorpresa a tu hermano - comprobó su reloj de muñeca antes de recuperar los zapatos de Abbie del suelo para cedérselos -¿De verdad ibas a tirárselos? - recordó aquel desconcertante momento teniendo que aguantarse la risa.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 12/10/2016, 8:57 am

—Dos días aquí y ya ando con conspiraciones, no hay salvación para mí—. Su gesto era el de no querer saber nada, pero el querer saber más era algo inevitable para ella y más con lo que le había pasado recientemente.

Estar con él era como si nada pasara, aquella naturalidad, tranquilidad, era extraño y le gustaba, había logrado olvidar todo lo que le rodeaba, tan sólo había un sofá, ella y él. —Me enteré ayer por Hathor que tengo una sobrina, no sé ni qué edad tiene, creo que un día más puede esperar. Tú me preocupabas más, suena poco creíble pero me ha costado encontrarte. Lo cierto es que no sabía con qué podría encontrarme—. Con aquella situación seguro que no, pero ahora poco le importaba, le abrazaba, estaba allí, se quedaría con eso.

—Solo iré si tú me acompañas, si hay que desaparecer lo haré contigo, lo prometo. Esto sí que lo prometo—. Apretó aquel abrazo antes de separarse algo sobresaltada ante su confesión. —¿De verdad ibas a irte?— Miraba su rostro, sus ojos y sólo de pensarlo se sintió devastada ¿Así habría estado él? Suspiró al ver que solo fue una idea. —Menos mal que decidiste quedarte ¿Te imaginas volver y no encontrarte? Me hubieses obligado remover cielo y tierra para hacerlo, incluso ya tenía pensado por dónde empezar a hacerlo—. Imaginarse sin él le dolía, era como perder una parte de sí misma y sabía que no se sentiría igual ante su ausencia.

La interrupción le molestó, ver como James le obedecía le entristeció y comenzó a pensar que debería de hacerse a la idea de comenzar a poner cierta distancia con él. —Iré a mi casa a por algo de ropa, mañana iré a ver a Diane y entregarle a Annie. De allí volveré a mi casa, Ethan y Hathor están en un momento demasiado íntimo, siento que les molesto—. Cogió los zapatos y se apoyó en él para ponérselos, ganando así varios centímetros de altura. —Me estaba dando motivos para hacerlo, sabes que sí, que se los hubiese tirado—. Sonreía con malicia, pues no le gustó el modo en que la trató.

Se disponía a irse pero se acordó de aquella peluca, recogió su pelo y comenzó a ponérsela. —Supuestamente debería de estar en el hospital a la espera de miles de pruebas para ver si soy...— Se calló y dirigió la vista por donde Kate había desaparecido hacía unos momentos, sin dejar acabada aquella frase. — Al ser Ethan quien me encontró me hizo el favor de evitarme todo eso pero con la condición de recluirme en su casa sin dejar que nadie me viese, tras una corta discusión ya que Hathor se metió por medio dijo "Disfracémosla" éramos dos contra una.— Volvía a sonreír de manera animada y esta vez si cogió rumbo hacía la puerta.

Una vez en esta se paró frente a James, le miraba con la sensación de que no le volvería a ver en mucho tiempo. Volvió la vista hacia el interior de la casa y tras fruncir el ceño ante la confusión, su rostro comenzaba a mostrarse triste. —A partir de mañana estaré a dos manzanas—. Le avisó, por si en algún momento necesitaba de ella.

Cogió sus manos y las apretó. —Supongo que ya nos veremos—. Se alzó levemente para dejarle un beso en la mejilla. Se separó y observaba sus manos agarradas ¿Por qué le costaba tanto soltarlas? Debía hacerlo, sentía que molestaba, en cierto modo aquella mujer la había echado de allí.

Sin decir nada más comenzó a soltar las manos de él de manera lenta, queriendo guardar aquel contacto, como si así pudiese recordarlo durante días.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 12/10/2016, 12:19 pm

-Pues no he estado escondido... que yo sepa - aun así si se detenía a pensarlo era cierto que quizá no había frecuentado los lugares más habituales para él hasta hace poco. Era normal que el lugar más inesperado para encontrarle fuera el Ayuntamiento pero ya la iría informando poco a poco sobre esos pequeños cambios de hábitos que tampoco eran demasiados -¿Ah, sí?, ¿y por dónde habrías empezado esa búsqueda desesperada? - la miró con esa curiosidad tan innata que nunca necesitaba disimular cuando estaba con ella y después ladeó un poco la cabeza.

-Al final tendré que compadecerme de él. No sé como lo soporta - bromeó respecto a Ethan y el hecho de que Hathor y ella se unieran en su contra. Obviamente él actuaba como voz de la razón pero era imposible imponerse con dos mujeres tan cabezotas repletas de ideas alocadas -¿Dos manzanas? Supongo que entonces te visitaré a menudo, ¿estás preparada para eso? - le preguntó como si se tratara de una especie de amenaza mientras la seguía hasta la puerta, devolviéndole aquel beso en la mejilla sobre los labios con un estremecimiento inquieto que le pedía más, pero se contuvo porque no quería efectuar el salto del tigre en aquel momento. No parecía lo más adecuado después de un reencuentro.

Cuando ella empezó a apartarse le sostuvo las manos con más fuerza y tiró de ellas con ímpetu -Eh, no ha dicho nada sobre que yo tenga que quedarme, ¿verdad? - musitó antes de coger una de las chaquetas del recibidor para salir a la calle junto a Abbie, resoplando sonoramente en el proceso -Es solo una compañera de piso pero a veces es un poco rarita - sacudió la cabeza con cierta desaprobación, casi la misma con la que miraba de reojo de vez en cuando aquella peluca -Puedo ayudarte a coger lo que necesites de tu casa, así será más fácil - propuso con toda la naturalidad que pudo aunque en realidad se planteaba no pegar ojo en todo la noche porque cada vez le preocupaba más que volviera a desvanecerse como el polvo arrastrado por el aire.

Carraspeó con suavidad y empezó a caminar. Incluso acompañados precariamente de la luz de algunas farolas esporádicas conocía el camino hasta la casa de Aubrey de sobra -¿Te han adelantado también que he cambiado de empleo...? - suponía que en dos días la habrían informado todo lo que pudieran pero no estaba seguro de como abordar el tema sin que le mirase mal. Las cosas podían cambiar bastante después de eso y no le apetecía nada, no al menos durante aquella noche que había empezado siendo tan inusualmente buena.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 12/10/2016, 2:21 pm

La sonrisa volvía a dibujarse en su rostro, apretó de nuevo sus manos y negaba con la cabeza. Dejó que cogiera la chaqueta y ambos se zambulleron juntos en la oscuridad. —¿Acaso te he preguntado?— Le dijo en cuanto comenzó a hablarle de la rubia. En un primer momento se había quedado perpleja, incluso algo molesta pero poco a poco aquello quedaba en segundo plano, sabía que había algo extraño en todo aquello pero prefirió no preguntar el porqué. —Pero si te sientes mejor diciéndolo adelante, y sí, rara es un rato—. Se encogió de hombros, no quería darle demasiada importancia al asunto, para ella lo único interesante que había ahora era aquella caminata por las calles.

—No cogeré mucho, tan solo el pijama y me cambiaré de ropa. Todo lo que me ofreció Hathor es… Dejémoslo en que no es de mi estilo y no me siento muy cómoda con ella—. Se notaba, su libertad de movimientos se veía limitada ante el gran escote, de ser suyo el traje lo quemaría nada más llegar a su casa.

—No me han dicho nada, me pasé medio día durmiendo, otro medio poniéndome al día con Hathor y quince minutos convenciendo a Brooks de que me dejara salir a buscarte, el resto del tiempo lo empleé en eso, ya me daba por vencida pero me dije… inténtalo de nuevo, ve a su casa, no pierdes nada—. Ya casi que divisaba la casa Miller, después del gasto que le supuso Hakone decidió que quedarse allí era lo más económico que tendría, poco había disfrutado la estancia en aquella casa, se obligó a cambiar el pensamiento y en vez de verla vacía en comenzar a llenarla ella de vida.

—Intenté sonsacarle a Ethan pero me dijo que era mejor que tú me contaras, pues ni él mismo estaba seguro de que te dedicabas realmente y para dar una idea equivocada prefería callar—. En cuanto llegó, abrió la puerta y le dio la luz, lo que vio le hizo fruncir el ceño. Echó a James a un lado y volvía a salir al exterior para mirar el número, mirar las llaves en su mano y ver desde fuera el interior de esta.

—Creo que Einar hizo de las suyas.—
En cuanto volvió a cerrar la puerta se quitó de nuevo la mata de pelo negro y la dejó colgada en el perchero, ya había iniciado una relación amor odio con aquella peluca. —Joder ¿Está es mi casa?— Estaba totalmente cambiada, si no fuese por algunos objetos decorativos diría que se había equivocado, lo miraba todo con curiosidad y no le pasó desapercibidos todos aquellos juguetes que habían esparcidos por el suelo.

—¿Puedes esperar aquí? Subiré arriba con miedo de ver que me encuentro, en cuanto coja lo necesario y finalmente me sienta cómoda y yo misma me hablas de ese trabajo tuyo—. Se dirigió hacia las escaleras y antes de comenzar a subir se volvió. —Mira a ver si hay chocolate de ese asqueroso que siempre me das. Me apetece, creo que lo he echado de menos casi tanto como a ti—. Con una sonrisa subió a la planta de arriba con sumo cuidado de no hacer ruido.

Miró por cada una de las habitaciones, Einar se había tomado la libertad de poner la casa como le daba la gana, lo cierto que a la pelirroja le gustaba pues era como el inicio a algo nuevo y saber que su hermano viviría allí le animaba. Le vio, vio como dormía en aquella cama, se fijó en la niña que había al lado y le sorprendió lo mucho que se parecía a Anabelle, aquello le hacía sonreír y a la par lloraba de orgullo, no entendía muy bien aquella sensación pero le alegraba. En silencio salió de allí y fue en busca de lo que sería su cuarto, lo supo por ver toda su ropa en un armario.

Respiró aliviada al verse embutida en sus leggins negros, sus botas de agua rojas y su jersey rojo de lana, aquel que le estaba enorme y que tanto amaba. Metió lo de Hathor en un bolsa, mandando al diablo aquellos zapatos y bajó hasta la planta baja. —Dios, esto es vida, soy feliz—. Se abrazaba a sí misma, en realidad abrazaba aquel jersey. —¿Había chocolate?— Miraba curiosa esperando que sí. —Por cierto, mi hermano y mi sobrina están arriba, están durmiendo. James, es la niña más bonita del mundo, casi que me han entrado ganas de despertarla y abrazarla pero seguramente pensaría ¿Y está loca?— Sonreía, demasiado, era la primera vez que se sentía tan llena, tan bien, sin preocupaciones, sin problema, sin que nada le importase mientras las personas importantes para ella estuvieran allí.

—Bueno, creo que debes contarme miles de cosas. Compañero de piso, empleo nuevo, trajes de Armani ¿Qué más cambios has hecho? Te dejo tres semanas solo y te me vuelves loco, así no vamos James, me va tocar ser tu sombra, que yo estaré preparada a todas las visitas que quieras hacerme pero ¿Estarías tú preparado a que esté pegada a ti?— Le abrazó y comenzó a reírse. —Así, todo el día—. Se carcajeaba y quería disfrutar de aquello durante unos minutos, pues algo le decía que lo que vendría sería conversación seria, tampoco le importaba pero tras su desaparición le sentaba bien reírse un poco de sí misma, de hacer las tonterías de siempre, sentir que nada había cambiado.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 12/10/2016, 4:05 pm

Se limitó a negar con la cabeza cuando le explicó que había tardado todo un día en dar con él. ¿Tanto le había costado acceder a acudir a su casa? Debería haber sido la primera opción pero no entraría a debatir cuan lógica podía ser una persona nerviosa o desesperada porque él tampoco era el mejor para hablar del tema. Cualquiera podía perder la cordura en esas condiciones.

-Ya veo, ya... - lo que le contaba sobre Ethan seguía sorprendiéndole. Después de la última charla que tuvo con él, a pesar de ser corta, se podría decir que estaba dispuesto a darle otra oportunidad siempre y cuando ésta se presentara. No estaba seguro de que Brooks opinara lo mismo pero si había tenido el detalle de no soltar todo lo que sabía como si nada se había ganado el beneficio de la duda.

Decidió esperar a llegar a la casa y dejar que Abbie se acomodara antes de iniciar esa conversación algo más seria, pues no estaba nada seguro de como podría terminar, pero antes de poder decir nada ya le estaba echando fuera antes de volver a tirar de él. Tuvo que aguantarse la risa mientras miraba el interior de la casa comprobando que efectivamente había cambios considerables por todas partes -Parece que tienes okupas - comentó al distinguir los juguetes por el suelo, lo cual le hizo pensar en la sobrina de Aubrey y en la suya propia por inercia. ¿Desperdiciaría la oportunidad de despedirse de ella en solitario? Se había negado con aparente convicción y para evitar un mal mayor pero no era tan sencillo.

-Así que esa guarrada es adictiva, ¿eh? - sonrió burlonamente, recordando que no era la primera vez que le pedía aquel chocolate precocinado, y en cuanto la perdió de vista por las escaleras contuvo la tentación de seguirla y se dirigió a la cocina. Aquella parte de la casa estaba menos cambiada que otras, probablemente por el coste que implicaría hacerlo, pero el interior de la nevera dejó claro que allí no había la típica comida destinada a suplir la pereza de alguien soltero. Convivir con niños cambiaba la vida a cualquiera y eso incluía el procurar una alimentación algo más sana.

Para cuando Abbie regresó solo había conseguido reunir unas tabletas de chocolate con leche mientras negaba con la cabeza -Podemos derretir esto, si te sirve para aplacar el antojo - le dio unas palmaditas a la altura de la tripa burlonamente y después le sonrió -Al menos serías una loca guapa, es mejor que una loca fea -  se rió entre dientes antes de darle un beso en la punta de la nariz -Eh, eh. Solo tengo uno de Armani - la corrigió volviendo a reírse con suavidad. No quería montar mucho escándalo sabiendo que el hermano y la sobrina de Aubrey estaban durmiendo plácidamente sobre sus cabezas -Yo quería obligarte a bailar "La bicicleta" y ahora todo mi malvado plan se ha ido a la mierda - suspiró exageradamente mientras le devolvía el abrazo, apretándola unos segundos más fuerte antes de suavizar el agarre -Por mí perfecto pero a mis jefes no les haría mucha gracia. Agárrate que vienen curvas - le advirtió mientras la levantaba del suelo para sentarla encima de la robusta mesa de la cocina. Cuando estuvo ahí se giró para llenar una taza de pedazos de chocolate y acto seguido la metió en el microondas.

-Trabajo en el Ayuntamiento. Para la alcaldía, sí, por eso Brooks no podía creérselo y por eso tengo que vestirme con traje. Una mierda pero bueno, gajes del oficio. También tiene sus ventajas - si no fuera por ellas no habría aceptado un cambio tan drástico. Se apoyó en la encimera para mirarla y entonces cruzó los brazos -No es que me caigan del todo bien, ya sabes, pero me ofrecieron protección para los míos cuando estaba a punto de rendirme así que... No podía rechazarlo en realidad - además de eso su empleo también implicaba ayudar a otros, aunque la alcaldía hiciera cosas que no aprobara, pero por el momento no podía entrar en ese tipo de detalles ni siquiera con ella.  

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 12/10/2016, 5:19 pm

La sensación de plenitud le resultaba hasta extraña, saber que no estaría sola bajo ese techo le animaba a volver a aquella casa, sabía que ese hecho le iba a cambiar la vida, incluso el día a día pero no le molestaba, tan solo esperaba que Anabelle dejara Saint Lorene y volviese pero ambos hermanos sabían que ella era más suya, más independiente y no tan empalagosos como los hermanos mayores.

Posó sus manos en la barriga notando aún la sensación de las palmadas de James y negó rápidamente con la cabeza. —No, nada de antojos y acariciar barrigas, evita eso, que entre la extraña conexión que siento con Annie, Hathor y los días que me esperan con la sobrina mi reloj biológico ha estallado y dime tú de donde leches saco yo un hijo, tan solo debo esperar a que se me pase—. Negaba mientras se reía, queriendo borrar la idea de la cabeza, pero sin rechazar el chocolate.

—Bueno, pues hasta que no te vea con el traje no me lo creeré, quien sabe, quizá te sienta tan bien que hasta me desmaye de la impresión y todo—. Se abanicó exagerando el gesto, imitando una caída un  tanto dramática —Además, si lo que quieres es bailar hay un sótano bien majo, debo confesarte que desde que me puse esa peluca me sentía un poco Mia Wallace y con ganas de marcarme el baile de Pulp Fiction, en verdad medio lo monté con Ethan pero ese hombre no tiene ritmo y desistí—. No sabía si estaba bien confesar aquello, el pobre Guarda podría recibir bromas por ello.  —Pero antes de hacer el cabra, lo importante. Habla—. Le dijo de manera autoritaria pero poco efecto tenía, pronto se vio sentada encima de la mesa observando como James preparaba el chocolate.

Balanceaba los pies de manera distraída mientras le escuchaba hablar sobre su nuevo empleo. —Lo cierto es que no sé qué decir. Bueno, resulta extraño pues es contra lo que has peleado durante mucho tiempo, al menos el que yo te conozco, sí que puede sonar chocante pero tienes motivos ¿no? Van a proteger a tu familia, eso es bueno ¿no?— Se encogió de hombros, mientras tanto su cabeza daba vueltas al tema. —Quizá así hasta puedas tener acceso a cierta información que otras personas no, lo que no me cuadra es como se fían de un súper delincuente—. Le sacó la lengua de manera burlona, pero lo cierto es que con el historial de James le resultaba extraño que le ofrecieran un puesto en el Ayuntamiento.

—Creo que tu Armani me impresionará más que esto. Mientras te vaya bien y puedas estar bien contigo mismo… ¿Qué importa el resto? Lo único que me choca un poco es que esa gente persigue a personas como nosotros, pero sé de cierto Guarda que se ha visto obligado hacer cosas que no quería y tampoco le juzgamos ¿Por qué íbamos  hacerlo contigo?— Dejó de mover las piernas y le miró en silencio, si algo hacía Aubrey era respetar las decisiones que cada cual tomaba, procuraba no juzgar y no lo iba hacer ahora con él. —Además, si me porto mal ¿Me esposaras? ¿O no tienes ese poder?— Estiró las manos soltando una risita burlona, agachando sus brazos hasta que sus manos se apoyaron sobre las rodillas.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 14/10/2016, 1:34 pm


Se empezó a reír ante la idea del sótano mientras recogía la taza del microondas y removía el contenido con una cuchara. Le añadió un poco de leche para que fuera más suave y finalmente se la cedió a Aubrey -¿Tanto te sorprende que pueda vestirme con traje? - levantó una ceja con cierta diversión antes de asentir. Le sorprendía la naturalidad con la que ella estaba aceptando lo que le decía pero evidentemente le encantaba y así sus preocupaciones más inmediatas se iban disipando.

-No creas que se han fiado de mí fácilmente, he tenido que demostrarles que estoy dispuesto a hacer las cosas bien y todavía me tienen controlado pero saben de sobra que con mi familia de por medio no se la jugaré - suspiró un momento antes de sacudir con la cabeza -Que yo sepa la cacería de Afectados terminó. Nos tienen identificados y localizados pero eso es todo. Lo demás es confidencial - levantó las cejas un momento para hacerse el interesante.

Después se quedó mirando las muñecas de Abbie con una sonrisa de diversión -No me digas que eres de las que han leído el libro ese - no recordaba el nombre pero estaba convencido de que sabría a cual se refería -Eso también es confidencial, de momento - le guiñó un ojo a sabiendas de que la escasa información la frustraría pero tendría que conformarse. Tarde o temprano todo se aclararía pero por el momento era mucho más prudente seguir con el factor sorpresa.

-¿Quieres quedarte aquí o vamos a casa de los señores Brooks? - considerando lo dicho anteriormente de asustar a los actuales inquilinos suponía que se decantaría por la segunda opción -Si te soy sincero temía que fueras a montar un pollo con todo este asunto. A veces se me olvida lo perfecta que eres, será la falta de práctica - bromeó a medias, mirándola con una expresión que delataba que de verdad lo creía así. No quería ni imaginarse lo que hubiera pasado si se tratara de Diane.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 14/10/2016, 2:19 pm

—¿Que libros?— Se quedó mirando sus muñecas sin comprender a que se refería, lo cierto es que no había dedicado todo el tiempo que le hubiese gustado a la lectura pero no dejó de preguntarse a que se referiría James si había esposas de por medio, el caso que aquello poca importancia le dio en cuanto volvía a escuchar la palabra Confidencial.

—Demasiados secretitos te guardas y lo peor es que sé que disfrutas con ello—.  Se cruzó de brazos  frunciendo el ceño, se puso de morros como si fuese a explotar el mayor enfado, pero el gesto era totalmente ridículo y a la pelirroja ya le comenzaban a presionar las sienes del esfuerzo. Volvía a relajar su rostro y de nuevo la sonrisa afloraba. —La verdad es que me muero de curiosidad pero también comprendo que con esa clase de trabajo debas de tener tus secretos, me aguantaré hasta que un día estalle y te ladre al oído durante una tarde pidiéndote por favor que me lo cuentes y sabes que soy capaz—. Entorno los ojos antes de hacer un levantamiento de cejas, siendo ese su gesto total de amenaza, que como se esperaba no surtía efecto.

 Pensar en el comentario de señores Brooks le resultó extraño, casi sintió un escalofrío al pensarlo pero era la verdad.—¿Ya te quieres deshacer de mí que me quieres llevar a casa de los Brooks?— Bromeó, no le molestaba aquello y sabiendo que arriba estaba su hermano si lo primero que veía este era a la pelirroja en la cocina y con un hombre, sacaría la escopeta y luego preguntaría.

—No soy perfecta James. No sé cocinar, hablo mucho, inquieta, demasiado curiosa y en ocasiones bocazas. Pero luego esta ese punto en el que te preguntas ¿Por qué eso lo toman como una imperfección? Y es cuando me doy cuenta que me voy por las ramas y acabaré contándote como de pequeña me comí toda una olla de habichuelas y casi muero—. Comenzó a reírse, poniendo los ojos en blanco, dándose ya por imposible —¿Ves?— Afirmó encogiéndose de hombros.

—En realidad creo que tan solo se trata en respetar y ser comprensivo con el otro ¿De qué sirve pelear? Así no ayudas a nadie, ni tan siquiera a uno mismo. ¿Qué me sorprende el cambio? Pues sí, no lo negaré. ¿Me molesta?— Negó con la cabeza. —Eso es algo que debes mirar tú no yo, es tú trabajo. Mientras no me llegues a casa lleno sangre u oliendo a perfume...—. Se cubrió la boca para acallar la carcajada, ese era el don de James, hacerla reír. 

Aubrey acabó bajándose de la mesa de un pequeño salto y abriendo de nuevo sus brazos. —Soy una súper pesada pero no puedo evitarlo. Es extraño pero siento como si hubiese sido consciente de vuestra existencia, en cuanto volví solo pude pensar en vosotros, os echaba de menos y ver las caras de alivio me provoca un sentimiento contradictorio porque a pesar de lo bueno que pueda mostrar en ese momento también te enseña lo mal que se ha podido pasar—. Apoyó la barbilla en el pecho de James y miró hacia arriba, buscando su mirada, le gustaba ver la manera en como la miraba. —No quiero sentir eso nunca más, quiero estar segura de que cuando salgas por esa puerta mañana te veré pero a la vez me niego a soltarte por si no ocurre. Creo que tengo un problema—. Escondió el rostro en su pecho sin dejar de sonreír, sabiendo que tenía que hacerse a la idea de soltarlo.

—Es tarde para ir hasta casa de los Brooks y Hathor me dijo "No me decepciones y vuelve al amanecer" yo le pregunté qué amanecer y me tocó salir corriendo—. Muy a regañadientes se separó de él, pero con la necesidad de tener un mínimo de contacto, seguía sintiendo ese miedo de que alguno de los dos desapareciera y aun sabiendo que la despedida estaría cerca tan solo pensaba en como retenerle un poco más, con su sola compañía a ella ya le bastaba.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por James Riverwood el 16/10/2016, 8:05 am

-Si ladras dudo que consigas algo pero si te pones a susurrar... - se frotó la barba como si se estuviera planteando seriamente esa opción antes de sencillamente reírse. Haber podido decirle todo aquello con tanta naturalidad le había quitado un gran peso de encima y en aquel momento empezó a ser consciente de que nada parecía haber cambiado a pesar de su desaparición durante varias semanas. Abbie era la misma de siempre y no podría sentirse más aliviado por ello.

Torció la cabeza y arrugó la frente cuando empezó a hablar de más sin dejar meter cucharada pero se limitó a negar con la cabeza -A mí me encanta que no te calles ni debajo del agua. A veces provoca dolor de cabeza pero... - volvió a reírse con suavidad antes de mirarla de manera significativa. Lo que Aubrey le dijo acerca de ser comprensiva podía no ser más que su opinión personal sobre como afrontar un problema pero para él significaba mucho. Había pasado demasiado tiempo siendo juzgado severamente por cada decisión que tomaba y por eso aquella charla implicaba un soplo de aire fresco muy beneficioso para él.

-Oler a perfume sería mucho peor, ¿verdad? - torció una sonrisa cómplice antes de convertirla en una de diversión debido a aquel complejo de oso amoroso que parecía llevar encima la pelirroja. Estaba acostumbrado a que fuera cariñosa y no le molestaba lo más mínimo pero aquello batía el récord incluso tratándose de ella.

Le devolvió el abrazo envolviéndola todo lo posible entre sus brazos, sintiéndose inmediatamente reconfortado y tranquilo al hacerlo. Suspiró suavemente y la miró de reojo -Eh, debería ser yo el que se queja de eso, soy el que se ha pasado semanas enteras creyendo que no volverías hasta dentro de otros diez años - le recordó levantando una ceja con cierto reproche que en realidad no duró demasiado pero en cuanto se separó de él se aseguró de sujetar una de sus manos para que no se fuera demasiado lejos.

Levantó la cabeza y miró el techo sobre sus cabezas recordando donde estaban, o mejor dicho quién había durmiendo allí arriba. Eso eliminaba la posibilidad de quedarse allí por mucho que a los dos les apeteciera -Ven conmigo. Si nos quedamos en mi habitación Kate no nos molestará, es una de las reglas de convivencia -tiró de ella de nuevo hacia si mismo pero en aquella ocasión no la abrazó, solo se aseguró de que estuviera lo suficientemente cerca como para inclinarse y poder susurrarle cerca del oído, rozándose ambas mejillas con un cosquilleo que le resultaba agradable -No puedes negarte... ¿o sí? -se apartó solo lo suficiente como para poder mirarla de nuevo a la cara, arrugando el ceño como si la mera posibilidad le ofendiera aunque en realidad podría entenderlo. Si ella podía ser tan comprensiva con él también haría el esfuerzo recíproco por mucho que quisiera convertirse en su lapa personal temporalmente.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Come on, come out.

|

 por Aubrey Miller el 16/10/2016, 1:48 pm

Sentía como si hubiese pasado años de que no se reía tanto, sentaba bien poder relajarse de aquella manera, de poder hablar de todo a sabiendas de que los problemas no surgirían, al contrario, se disiparían. Un equilibrio que al parecer a Aubrey le parecía perfecto.

Era consciente de que se estaba pasando con los abrazos y las muestras de cariño, en ese instante sentía la necesidad de ello, con Hathor no se había quedado corta, le pasaba lo mismo con James. Sabía que era algo momentáneo por la situación que poco a poco recuperaría la normalidad pero ahora mismo no podía evitarlo. —No me quejo, tan sólo digo lo que siento e incluso me ayuda a comprenderos un poco mejor. Aun así siento desaparecer—. Era probable que esta vez si se lo hubiese buscado pero no era algo que hubiese deseado.

Ante su petición ya comenzaba a reírse dándole por imposible, era como si se estuviesen negando a algo que los dos deseaban, pasar tiempo con el otro. En cuanto se retiró la pelirroja le paso el índice por el entrecejo para que borrase aquel gesto. —Si me lo pides así no me puedo negar—. Aprovechando la cercanía se alzó quedando de puntillas y le besó, había estado reteniendo aquellas ganas desde que lo vio pero tampoco estaba segura de que podía encontrarse, no le gustaba precipitarse e incomodarlo pero ahora que habían hablado y que todo quedaba claro todas aquellas barreras desaparecían y se tomaba ciertas libertades.

—¿Nos vamos?— Cogió su chaqueta, se colocó la mochila y salieron de nuevo a la oscuridad pero ahora aquello ya no le preocupaba tanto a la pelirroja, ya se había quitado aquel peso de encima al saber que todos estaban bien, lo que quedaba era recuperar la normalidad, o al menos lo que en aquel pueblo se consideraba normal.

Volver arriba Ir abajo