o
Saint Lorene
Secrets Stories — 4 años
^
Cuando nos contaban por las noches la leyenda del glorioso Rey que se erguiría en un pueblo de llamas, nunca imaginamos que fuese a suceder justo aquí en nuestro hogar. Desaparecidos, afectaciones, desastres naturales, muros altos, extraños pájaros, secretos, persecución, adrenalina y acción. ¿Cuándo te mudas con nosotros?

Une fantasía, misterios, un pasado oculto y secretos a revelar en una trama desarrollada por capítulos que cambian el clima completo del pueblo. Tenemos 3 años en línea, compromiso, actividad constante y una comunidad familiar.
— Situación Actual
Línea de Tiempo, hasta el 15 de enero 2017. -05º a 05º grados, invierno.

— Estación de tren: clausurada.
— Muros: altos.
— Servicios: con fallas.
— Comunicaciones: sólo internas.
Afectación de 2do Grado: ninguna.
— Tramas activas
04/10. Evento. The Replacement.
13/09. Evento. Sooner or Later.
07/09. MiniEvento. Treason.
31/08. MiniEvento. Back to School.
19/08. MiniEvento. Constance.
16/08. Evento. Mañana.
05/07. SubCapítulo. Old Town, etapa 3.
26/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 2.
05/06. SubCapítulo. Old Town, etapa 1.
10/04. Evento. Natsu Matsuri.
13/02. TC. The Under-Market.
12/02. TC. Let's find out.
08/02. TC. The hidden death.
07/02. TC. Into the deep fog.
19/01. MiniEvento. Sálvame.
19/01. MiniEvento. Heridos [secreta].
23/12. SCap. Lorene.
14/11. MiniEvento. Los Guardas.
  • ·
  • ·
  • ·
— Noticias[onrol]
15/01. Abiertas Elecciones Provisionales: ¡A VOTAR!
19/10. Nuevos subforos: — Old Cabin & — Sakura's Sanctuary.
18/10. Campaña Electoral: Miss Wilson.
09/10. Campaña Electoral: Iroshi Maisaki.
05/10. Inicio de campaña: Contance Shepard.
02/01. ¡El Alcalde ha desaparecido! Se abren votaciones provisionales.
03/10. Adelanto de Línea de Tiempo a 15 de Enero.
23/09. 4to Aniversario El foro cumple 4 años en línea, promo.
22/12. Una reunión urgente para los miembros de Seguridad & Recate, ¿qué ha sucedido?
07/09. Revisa la lista de TRAMAS ACTIVAS, para participar y leer, ¡muchas nuevas!
20/12. Nota en LG.
19/12. Una nueva noticia en el Lodge Gazeta, entrevista a Constance Shepard.
19/12. El regreso a clases se anuncia.
18/12. Por la calle, Constance con el tanque de guerra.
13/12. Una nueva noticia en el Lodge Gazeta, ¿ha regresado Matt Sellers?
12-30/12. Llega Navidad, pasa el tiempo.
12/12. Regresamos... ¿y ahora? ¡Qué ha pasado con el tiempo!?; x.
05/07. Novedad en GossipSL, leer.
23/09. ¿Dónde estoy? ¿dónde están todos?
26/06. Inicia E2 Old Town en — Nowhere.
23/01. Limpieza de Junio.
19/06. Finaliza E1 de Old Town.
05/06. Inicia E1 Old Town en — Nowhere.
27/05. Cerradas inscripciones: Old Town, la trama dará comienzo el 05/06.
09/05. Abierta inscripción al nuevo y gran subcapítulo: Old Town .
05/05. Adelanto de Línea de Tiempo a 22 de Septiembre.
01/08. Reporte muy interesante sobre TheRebels, información recaudada por LG.
18/04. Abiertos los juegos del evento: ¡Jugar!
10/04. Nuevo evento: Natsu Matsuri.
30/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
30/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 07 de Agosto.
29/03. Añadidas nuevas Tramas Sugeridas: leer y una nueva Trama Buscada: leer.
21/07. Me enteré que hay vecinos nuevos queriendo contra-atacar a TheRebels, ¿oíste?
21/03. Añadida una nueva Trama Buscada: leer.
25/06. Otro desastre en el Brenam’s Café, ¿sabías?
18/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 31 de Julio.
17/03. Resultado del The Fate Roulette.
13/03. Nuevo concurso de The Fate Roulette.
07/03. Adelanto de Línea de Tiempo a 24 de Julio.
30/06. Ey... que raro esto, mi reloj se ha detenido. ¡Ah y el mío también!
18/06. ¡OHH! La bruma se ha ido, los muros han bajado y el tren regresado. ¿¡En serio?!
24/02. Adelanto de Línea de Tiempo a 15 de Julio.
14/02. Nueva TC: The Under-Market.
07/06. Nuevos reportes en el Lodge Gazeta.
13/02. Hemos añadido una lista nueva de Tramas Sugeridas (x) y además un nuevo sistema de tramas: Tramas Buscadas (TB).
12/02. Nueva TC: Let's find out.
11/02. Aviso sobre próximas TC: se abrirán en el plazo de tres días.
08/02. Nueva TC: The hidden death.
07/02. Nueva TC: Into the deep fog.
31/05. ¿Oíste sobre los túneles debajo del pueblo? Mmhh cuéntame.
30/01. Limpieza de Enero.
28/01. Avance de todas las ME actuales y apertura de la TCs del nuevo CapV: ¡corre a inscribirte! Avance de unos días en la LdT.
19/01. Abierta ME en el HH para heridos tras cierre de trama en Lorene ¡asistir! Otra ME abierta, para los secuestrados de locación secreta.
17/01. Con el cierre de la trama "Lorene", se han añadido objetos de supervivencia para poder rolear en el exterior: ¡comprar!
20/05. El Lodge Gazeta informa las medidas de seguridad que se deberán tener en cuenta, leer.
20/05. Los ciervos convocan al pueblo en rededor de Lorene, pero alguien más los está esperando... ¡Una bomba! ¡Corran!. Y ahora... ¡la bruma se ha vuelto venenosa, a resguardarse!
05/01. Limpieza de Diciembre.
31/12. ¡Feliz 2017, Felicidades!
23/12. ¡Feliz NocheBuena & Navidad para todos!: ¡Regalos sorpresa!
23/12. Comienzo de nueva trama: Lorene.
14/12. Renovación del foro + inicio de Capítulo V: participar.
02/12.¿Quieres jugar al famoso juego del Santa Secreto? ¡Claro!
23/04. ¿Oíste? Se cortó el agua y prohibieron la cercanía a los muros. ¿En serio?
25/11. Encuesta para los usuarios: leer.
24/11. ¡Renovado mapa del pueblo: leer!
22/11. Limpieza de Noviembre.
16/11. Nueva trama sugerida: leer, relativa a The Anonymous.
14/04. Importante folleto se reparte por el pueblo, leer.
14/11. MiniEventos abiertos: El plan de AutoAbastecimiento & Los Guardas.
10/04. Un nuevo rumor ronda por el pueblo, averiguar cuál es.
06/11. Inscripción a nuevos MiniEventos: aquí.
01/11. Avance de trama y línea de tiempo: aquí, importante lectura de varios acontecimientos.
24/10. Nuevo subcapítulo abierto: aquí. Final de Capítulo IV.
13/10. Una nueva tanda de tramas cruzadas se ha abierto: in their wings, in their eyes & in their voice.
12/10. Un pequeño regalo sorpresa a todos los que han roleado hoy (x).
11/10. Se han añadido nuevas Tramas Sugeridas, puedes tomar alguna aquí.
10/10. Todas las TCs activas han finalizado con éxito. Una nueva tanda se aproxima, aún hay tiempo para anotarse aquí.
28/03. Nuevas noticias importantes, publicadas aquí.
05/10. Todas las ME han finalizado con éxito. Tras ellas y el avance de la línea de tiempo el anuncio de un nuevo subcapítulo que dará cierre al Capítulo IV.
20/03. Los del LG hacen investigaciones y las revelan aquí.
03/10. Adelanto de línea de tiempo a 08 de Abril, la Afect. La Oscuridad sigue activa.
29/09. Estamos haciendo leves reformas a los subforos, limpieza y retoques.
23/09. 3er Aniversario El foro cumple 3 años en línea, leer.
09/09. Nuevo MiniEvento: Los Aparecidos. En el bosque encontraron algo.
13/03. Resumen de noticias en el Lodge Gazeta.
06/09. Nuevo MiniEvento: Luces amarillas. ¿Qué hay escondido en el colegio?
02/09. Nuevo MiniEvento: A través. ¿A dónde fueron?
01/09. Tres nuevas TC enlazadas, que incluyen más de 14 personajes: Under the fire, water & wind. ¡Sensacional!
30/08. Final de trama, muchas cosas han cambiado: leer últimas intervenciones. Pronto más novedades.

(+) Noticias anteriores: Tablón de Noticias.



Mensaje Would It Matter... (Priv. James)

|

 por Connor Riverwood el 10/12/2016, 12:24 am

16 de Abril, madrugada.


Recordar era malo. Un simple y pequeño recuerdo era más que suficiente para hacer sufrir a una persona que ya se encuentra angustiada. Alguien como él, que ya no quería aumentar su dolor, que solo quería desaparecer a todo el mundo del planeta y quedarse completamente solo, porque así se sentía realmente. Ahora que se encontraba dentro de la pequeña burbuja de seguridad que representaba para él su habitación, podía dejarse caer en el suelo e imaginarse que ese día no era diferente a cualquier otro, que nada había pasado y que de un momento a otro su madre tocaría suavemente la puerta para entonces entrar y desearle buenas noches.

Sonrió ligeramente, pero imaginarse lo que ahora le parecía tan lejano se le hacía imposible. Sin levantarse del piso, se acercó hasta su cama avanzando a cuatro patas y arrodillado allí saco su pequeña cajita de madera; esa que nunca sacaba y en la que jamás pensaba, esa que guardaba lo que él se esforzaba por olvidar. Una familia normal y feliz.

El suave quejido de la madera al abrirse fue como la última estaca que su corazón necesitaba para estallar. No lloraba, no podía siquiera pensar con claridad. Con delicadeza sus manos se infiltraron en ese mundo de recuerdos y sacaron un pequeño pedazo de papel fotográfico. Lo miró con una mezcla de temor y cariño, mientras con las yemas de los dedos acariciaba las figuras de las cuatro personas que formaban parte del  retrato y la irritación se asentaba en su cuerpo. Lo había decidido.

-------------------------------------------

Horas más tarde, esa misma noche, la casa se encontraba en silencio. Todos dormían, salvo el niño que cargaba con una mochila de provisiones y bajaba las escaleras con sigilo, acompañado de su fiel compañero de cuatro patas. Se sentía intranquilo, pero sus emociones se habían calmado en comparación a lo que habían sido y sólo quedaba en él el remordimiento por lo que sabía que iba a ocasionar en su familia lo que se proponía hacer. Pero no iba a echarse atrás; abrió la puerta y se adentró en la oscuridad.

Una oscuridad insondable, como la que había caído en el pueblo hasta hacía unos pocos días atrás, pero que ya no le era ajena. No había duda de que se encontraba ante una clase especial de oscuridad, una oscuridad absurda gracias a la cual se le ocurrían las ideas más ridículas. La sentía como el cómplice silencioso de su crimen; un terror se apoderó de él al imaginarse  que la oscuridad sería capaz de tragárselo como castigo y estuvo a punto de darse media vuelta y volver sobre sus pasos, pero antes de darse la oportunidad de seguir pensando en eso siguió adelante y por fin salió del terreno que constituía su casa. Estaba oficialmente al borde del abismo.

No sabía dónde ir, y a popó no parecía gustarle demasiado salir a pasear en medio de la noche. El perro se removía inquieto de un lado a otro, preguntándose qué era lo que ocurría. Se agachó para acariciarle y susurrarle que pronto todo estaría bien, que Connor nunca le dejaría solo y le protegería si algo pasaba, ¿Pero qué podía pasar?

Otra vez sintió miedo, miedo a lo desconocido, miedo a lo que la oscuridad representaba. Se irguió mientras en su mente se delineaba la silueta de un hogar al que podía acudir en busca de ayuda. No estaba seguro de que fuese la mejor opción, sabía que se metería en grandes problemas, pero realmente necesitaba verle y eso fue lo que no le permitió escoger otro lugar. Emprendió una marcha que siguió durante lo que le pareció una eternidad, aunque no fueron mas de quince minutos.

Ya frente a la puerta de la verdad, se detuvo y respiró hondo. Le asustaba golpear la puerta, pero en el camino le habían asustado muchas otras cosas y a pesar de todo se encontraba ahora en su destino. Era tarde, ¿Estaría su tío despierto? No quería pensar en lo que le diría al verle, pero con ayuda de su gran imaginación ya había ahondado en todas las posibles expresiones de disgusto y decepción que su pariente podría poner...

Con el corazón latiendo furioso contra su pecho, levantó el brazo y tocó el timbre una sola vez. Todo quedó en silencio, sus nervios comenzaron a sacudirle con demasiado ímpetu, y un instante después se había dejado caer apoyado en la pared hasta quedar sentado en el suelo. Miró a su perro, sonriéndole desanimado. Si tan solo fuese capaz de detener el tiempo...

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Would It Matter... (Priv. James)

|

 por James Riverwood el 10/12/2016, 2:13 pm

Su cumpleaños había pasado más animadamente de lo que se habría atrevido a pensar unas semanas atrás. Era cierto que no había sido tan alocado como antaño y que seguía echando de menos a sus sobrinos pero poder compartir unas horas con ellos aquel día, además de sus amigos más cercanos, fue completamente revitalizante. Tendría que intentar cosas de aquel tipo más a menudo pero por desgracia no dependía solo de él, aunque había decidido no pensar demasiado en aquellos detalles más turbulentos y conflictivos.

Aquella noche se había acostado algo más tarde de lo debido por culpa de una película que en realidad ya había visto por lo menos tres o cuatro veces. Se la sabía de memoria pero no se cansaba de ella y cuando por fin se dejó caer en la cama no tardó demasiado en sonar la puerta. Al principio tardó en reaccionar pero cuando estuvo seguro del sonido se obligó a levantarse con un respingo porque en aquel pueblo de locos nunca se sabía de qué podría tratarse.

-¡Ya va...! - gritó mientras bajaba las escaleras poniéndose una bata de andar por casa de dudoso buen gusto pero muy confortable -Como sea una broma le mato - masculló para si mismo antes de abrir la puerta, emitiendo un gruñido que estuvo a punto de preceder a un grito de maldición hasta que Popó interrumpió con un ladrido animado al reconocerle. Le miró aturdido pero más perplejo se quedó al ver que su dueño, Connor, le acompañaba.

-¿Qué hacéis aquí a estas horas? - intentó consultar su reloj pero evidentemente no lo llevaba puesto así que se frotó la cara para desperezarse mínimamente antes de ponerse en cuclillas -¿Va todo bien? - preguntó apoyando una mano en uno de los hombros de su sobrino, mirándole preocupado.

No se le ocurría otro motivo por el que podría haber aparecido en su casa en medio de la noche y eso le asustaba un poco pero al distinguir la mochila algo cargada al lado del niño levantó ligeramente una ceja. No quería sacar conclusiones precipitadas pero era inevitable tener ideas locas sobre una posible escapada o aventura nocturna que había acabado algo mal. Si era así tenía lógica que acudiera a él en lugar de a su madre, ella le echaría la bronca del siglo -Vamos dentro, estaremos más cómodos - se levantó y le hizo gestos para que hiciera lo mismo acoampañándolos de una sonrisa conciliadora. Quizá había cometido una travesura pero no era el momento de atormentarle por ello a juzgar por su expreisón. Mientras tanto, tomó la mochila de Connor como muchas otras veces al recogerle después del colegio.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Would It Matter... (Priv. James)

|

 por Connor Riverwood el 13/12/2016, 10:27 pm

Esperaba. No soplaba la menor brisa, el silencio le abrazaba malicioso como quien busca hacer daño y eso al niño le incomodaba. Miró con temor hacia el cielo, esperando ver las estrellas que se escondían tras aquella bruma tan densa pero sin conseguirlo. La puerta no tardó en abrirse, elevando una vez mas todas sus defensas ante el peligro que creía inminente; Connor se limitó a mirar hacia el hombre que aparecía iluminado por la luz del interior sin decir, al menos en un principio, absolutamente nada.

Fue diferente cuando su tío se agachó a su altura, visiblemente preocupado, cosa tan extraña para el niño como si un oso le estuviese hablando en ese instante. ¿Eso era lo que iba a decir? No parecía molesto, lo cual había echado por la borda todo lo que él se había imaginado, descolocándole por algunos segundos.

—Todo bien—mintió, sabiendo de movida que aquella respuesta no sería creíble, ni suficiente para explicar por qué se encontraba allí.

A pesar de que su tío se mostraba amable, casi haciéndole querer correr a la protección de sus brazos como cuando era pequeño, su intranquilidad y nervios no disminuían y le mantenían inmóvil en su sitio. ¿Qué estaría pensando? No podía leerle la mente y aquello no ayudaba en nada. Intentaba disimular su ansiedad evitando mirarle a los ojos, actitud que le parecía sospechosa hasta a él mismo pero que no podía evitar. Se levantó mecánicamente al escuchar la invitación, anhelando entrar cuanto antes y rogando interiormente que James le dejara dormir allí sin preguntar nada. 

Obviamente sabía que no pasaría, que debería decir lo que no quería decir, pero evitó imaginarse nada más y dejando que el hombre tomara su mochila se adentró en la casa seguido de popó. Se mantuvieron en silencio algún tiempo más, que Connor ocupó en recorrer la sala con la mirada y el canino en pasearse por la sala olisqueando todo a su paso. Suspiró y bajo la mirada al suelo al sentir que James se acercaba luego de acomodar su mochila en la entrada.

—¿Estas enojado...?—intentaba tantear el terreno con una pregunta importantísima a la hora de decidir qué le diría a su tío sobre lo ocurrido con su madre y qué se guardaría para él. ¿Sería capaz de engatusarle y hacerle creer alguna otra excusa diferente? No, no...¿Qué pasaría cuando Diane se diese cuenta de que no estaba? Aún si le mintiera a su tío en ese momento, él se enteraría tarde o temprano. ¿Qué hacer? ¿Que haría ahora? ¡Ay! ¡Que la tierra lo tragase!

Volver arriba Ir abajo

Mensaje Re: Would It Matter... (Priv. James)

|

 por James Riverwood el 18/12/2016, 7:33 am

Al recoger la mochila pudo notar que pesaba algo más de lo esperado aunque no tenía demasiada idea de lo que podía haber dentro. Por lo blanda que resultaba al tacto hubiera dicho que se trataba de ropa pero prefirió no abrirla y aprovechó el momento, una vez colocada en un rincón del recibidor, para comprobar que efectivamente era muy tarde. A esas horas él ya estaba durmiendo así que ni decir de los niños.

Cuando entró al salón miró de reojo a Popó, bostezaba y se acomodaba por uno de los sillones mientras Connor le miraba con esa expresión de culpabilidad que tan mal se le daba disimular. De vez en cuando s ele podía dar bien mentir pero cuando él mismo se sentía mal con lo que había hecho era evidente a la legua, por lo menos para su tío ya que a fin de cuentas era el que le había visto crecer y adoptar gestos a lo largo de su corta vida.

-No, claro que no estoy enfadado - todavía no le había dado motivos para ello así que negó con la cabeza y tomó asiento junto a su sobrino con tranquilidad. Aunque se sintiera impaciente no iba a ponerle más nervioso de lo que ya parecía -Pero estoy preocupado. Es raro que hayas aparecido a estas horas en mi casa con Popó así que me gustaría saber qué ha pasado - desvió un momento su atención hasta su teléfono móvil, sobre una mesa bastante apartada, pero ya que el dispositivo parecía tranquilo intuyó que Diane tampoco sabía nada de todo aquello. Cuando se enterara lo más probable es que cumpliera su amenaza de ponerle una orden de alejamiento.

-Puedes contármelo, Connor - volvió a mirarle con atención pero con una expresión más suavizada que la que emplearía con cualquier adulto. Incluso aunque se tratara de una travesura a James no le parecía algo tan raro, quizá porque había cometido demasiadas en esa edad -Como antes, cuando hablábamos de todo, ¿vale? -  le guiñó un ojo de manera cómplice para alentarle. Dado que ya no se veían tan a menudo era evidente que los comentarios triviales se habían perdido entre ambos pero aun así estaba encantado de escucharlos, todavía más si se trataba de cosas importantes que podían llevar a su sobrino hasta su casa a esas horas.

Quizá solo era una especie de rabieta, era fácil enfadarse así con Diane considerando su manera de ser pero esperaba equivocarse porque quería pensar que con los niños no podía ser tan mezquina.

Volver arriba Ir abajo

Popó parecía tan tranquilo, tan ajeno a todo lo que pasaba, que Connor no podía evitar envidiarle un poco....o más bien mucho. El niño miraba a James con ojos culpables; claro que entendía que el hombre iba a estar preocupado si él se aparecía en su casa tan tarde, pero se sentía cada vez mas inseguro de contarle. Su tío ya se llevaba mal con Diane, ¿Y él venía a echar leña al fuego? 

—No...es que...

"Puedes contármelo, Connor" Sabía que era cierto, su tío nunca mentía "Como antes, cuando hablábamos de todo" 

Como antes, cuando solo estaban ellos y Sky. Como antes, cuando podía confesarle sus travesuras diarias o contarle cómo había atrapado aquel escarabajo tan raro y especial. La confianza perdida, la añoranza de aquellos días que ahora veía lejanos a pesar de su corta edad, en todo eso le hacían pensar las palabras de James. No era solo madurez el ser capaz de aceptar que todo ya no era como antes, sino que existía en el niño un latente egoísmo al querer insistir en la posibilidad de volver atrás, al menos un poco, y recuperar algo de la relación con su tío, con quien que se había distanciado.

—Me he peleado con Diane...con mamá— La palidez abandonaba sus mejillas, que se coloreaban poco a poco, y podía verse en sus ojos un malestar que era incapaz de ocultar. Compartiría sus sentimientos con su tío, ya que él era la única persona con la que podía hacerlo—Es que ya sabes...no soy el mejor hijo del mundo—los labios le temblaban a causa de sus propias palabras y lo que significaban para él. Su mente traía de vuelta las imágenes de la discusión y las emociones volvían a hacerse fuertes en su interior. No podía espantarlas de vuelta, eso ahora ya no era una posibilidad—.Por que siempre hago cosas malas, y mi forma de hablar no esta bien, y no soy cariñoso todo el tiempo como las niñas, y... Yo puedo hacer que otros se lastimen...Si me alejo, ella ya no estará enojada conmigo. Porque mamá me odia.

Y se detuvo al escuchar la frase definitiva, ¿Ella le odiaba...? En realidad no sabía lo que su madre sentía. Diane, con su temperamento cambiante, sus palabras cariñosas que eran capaces de transformare en palabras hirientes...¿Cuando mentía? ¿cuando hablaba en serio? No quería que su madre le odiara, eso era lo que menos quería en el mundo, pero él había puesto en peligro a Annie y su madre jamás se lo personaría.

—Estoy mal— admite, notando que sus ojos se habían humedecido e intentando no echarse a llorar—.Todo en mi esta mal. Todo—Cada vez le era mas difícil hilar una frase con la otra. Quería contarle lo que había sucedido, como el tarro de galletas había caído y todo lo que le había gritado a su madre. Quería contarle el por qué de la discusión con su Diane, pero solo era capaz de soltar palabras sueltas sin llegar a explicar nada en absoluto.—Es tu culpa— Se puso de cuclillas en un ataque de furia y se llevó las manos a la cabeza, revolviéndose el pelo con violencia. La ansiedad le oprimía el pecho, dificultándole respirar—. En realidad no, no es tu culpa. Es mi culpa. Es que yo...— "Me parezco a ti". No fue capaz de decirlo. No podía echarle realmente la culpa a James, porque a sus ojos su tío no era otra cosa más que su héroe y lo que su madre odiaba en Connor no podía venir de él—  No debería haber venido...¿Puedo irme ahora?

Volver arriba Ir abajo

Asintió sin llegar a sorprenderse cuando Connor confesó haberse peleado con Diane. No había sido difícil de adivinar considerando la reacción y estado del niño aunque esperaba que no se tratara del tipo de discusiones egoístas y absurdas que él mismo había tenido con ella. Seguía queriendo pensar que con sus hijos era distinta, por el bien de su propia frustración, pero había que admitir que en ocasiones como aquella se lo ponía difícil -Estoy seguro de que Diane no os odia a ninguno de los tres pero muchas veces le cuesta controlar su temperamento. Antes no era así, ¿sabes? Pero en fin, el caso es que ahora sí, aprenderás a entenderla poco a poco - le aconsejaba todo aquello con intención de animarle pero la verdad era que él no le dejaría pasar ni una. Ya había tenido suficiente de aquella dictadora torturadora que había regresado en el lugar de su cuñada.

-Connor, nadie es perfecto. De vez en cuando todos cometemos errores pero eso no significa que todo esté mal, no tienes que dejar de ser tú mismo por una discusión. Los desacuerdos entre personas y familiares son inevitables de vez en cuando. Si todos pensáramos igual sería muy aburrido, ¿no?
- intentó hacerle entrar en razón pero se quedó bastante aturdido cuando momentáneamente le echó la culpa de todo aquello. ¿A qué había venido eso? La incomodidad y las sospechas iban en aumento a pesar de que su sobrino empezara a corregirse.

Suspiró hondamente en cuanto cambió tan drásticamente de idea, sacudiendo la cabeza al verle ponerse tan nervioso -Puedes venir siempre que quieras y estaré encantado de recibirte pero si crees que vas a estar más cómodo regresando a casa con tu madre te llevaré de vuelta - no podía negarle algo así por mucho que él considerase que aquella mujer no merecía ni la mitad de atenciones que recibía de sus hijos -Pero antes de marcharnos necesito que me expliques porque has dicho que era mi culpa. Ya sé que después te has corregido pero, Connor, te conozco. No eres de los que dicen las cosas por nada... - se puso en cuclillas frente a él y entrecerró un poco los ojos para mirarle de manera inquisitiva. La ventaja de que su sobrino estuviera en un momento vulnerable era que difícilmente sería capaz de mentirle y aunque sabía que estaba mal forzarle a seguir hablando no podía desaprovechar la oportunidad. Después le dejaría tranquilo, como era debido.

Volver arriba Ir abajo

James no entendía. Diane no odiaba a las niñas, lo que ella odiaba era diferente. Muy diferente, abismalmente diferente. Negó efusivamente con la cabeza ante las palabras del hombre, Connor sabía que no entendería a su madre, ya lo había intentado pero cada vez aquello le parecía más difícil e imposible porque había muchas cosas que ella no le contaba. Pudo reírse un poco al imaginarse que todas las personas del mundo fuesen iguales, pero eso no duró más que unos pocos segundos.

 —No, a mi casa no— susurró, apretando fuertemente los puños—. Pero tengo que irme, no está bien que esté... —no pudo terminar la frase, pues James ahora estaba de cuclillas frente a él, exigiendo explicaciones sin saber que lo que le pedía decir le oprimía el pecho y le cerraba la garganta, impidiéndole responder—.Si te digo te enojaras, y no es tu culpa. No quiero decirte.

Volvió a negar con la cabeza sin mirarle a los ojos; intentaba con todas sus fuerzas pensar en otra manera de cambiar la dirección que había tomado la conversación, pero al no poder encontrar ninguna otra alternativa apretó fuertemente los dientes, ¿No había escapatoria? No la había...

—Yo... Es solo que según ella me parezco a ti, y eso es un problema— El silencio que prosiguió a aquella afirmación se hizo profundo, asfixiante, opresivamente doloroso. Abrió la boca e hizo pasar todo el aire posible hasta sus pulmones, reteniéndolo allí durante lo que le pareció una eternidad para luego soltarlo todo de una sola vez—¿Ya ves que sí tengo que cambiar? Sino ella no va a quererme como quiere a mis hermanas.

Se sentía un fracaso como persona. No importaba cuantas veces lo intentara; si no cambiaba su forma de ser, por mucho que le pesara admitirlo no podría nunca llevarse completamente bien con Diane. Porque a ojos de la morena se parecía a James, y él tenía parte de la culpa por no poder comprender por qué aquello era malo. Y mientras no lo comprendiera no podría entender a su madre y apoyarla. 

—¿Está bien si me quedo unos días? — Tampoco le miró al preguntar tímidamente aquello, a pesar de que el hombre ya le había dicho que sus puertas estaban abiertas para él. No quería ver los ojos inquisitivos de su tío. Simplemente no quería ver la decepción en su rostro al enterarse de la razón por la que no quería volver a su casa; razón que quizá para él no era algo tan grave como para Connor—. Tienes...¿Tienes helado? 

Volver arriba Ir abajo

La confusión y el evidente temor de Connor a contarle las cosas con claridad no hacía nada más que incrementar la preocupación de James, el cual se mantenía tranquilo a pesar del desasosiego interno pero aun así se le escapaba parte de verdadera sensación a través de la mirada. Por suerte su sobrino estaba tan esquivo que era difícil que pudiera apreciarlo -No voy a enfadarme, Connor. Puedes contármelo, no soy un ogro - había tenido que encargarse de regañarle más de una vez en el pasado, cuando no cumplía sus responsabilidades o hacía alguna travesura, pero nunca se le ocurriría echarle en cara que le explicara cosas, aunque fueran incómodas de escuchar.

Escuchó bastante sorprendido cuál había sido el motivo de la discusión en cuestión. ¿Cómo se las habían apañado para meterle en medio de aquel lío sin ni siquiera estar presente? Aquello le parecía preocupante, incluso obsesivo por parte de Diane, sobretodo porque no consideraba que Connor se parecía a él más que por ese espíritu algo rebelde y con tendencia a llevar la contraria. Probablemente era lo que sacaba de sus casillas a su madre, demasiado autoritaria e inquisitorial desde que había regresado -Tiene que quererte tal y como eres, con tus cosas buenas y malas. Eso es lo que hacen las familias -frunció el ceño desviando momentáneamente la vista al apreciar que aquello cada vez se parecía menos a una. Era irónico y triste darse cuenta de que eran una familia mucho mejor y más unida cuando ella ni siquiera formaba parte de sus vidas -Seguramente sólo te lo ha dicho porque estaba muy enfadada, últimamente le pasa a menudo, pero no iba en serio - empezaba a ser odiosa pues si bien sabía que no podía relacionarse con ella no hubiera esperado que fuera capaz de llevar a cabo aquel tipo de acusaciones y confrontaciones con sus propios hijos. ¿En qué demonios se estaba convirtiendo? A aquellas alturas se empezaba a plantear si aquella mujer era siquiera la Diane real con la que su hermano se había casado y que en aquellos momentos estaba convencido de que no reconocería. Joder, él ya había dejado de hacerlo hacía tiempo.

Negó suavemente con la cabeza cuando Connor siguió sin dirigirle la mirada. Le destrozaba verle así, dándole vueltas a cosas de las que sólo deberían preocuparse los adultos -Claro que puedes quedarte pero tendré que avisarla -le sonrió de forma conciliadora y finalmente se levantó, apoyando una mano en la espalda del niño para guiarle hacia la cocina.

-Creo que todavía queda algo en el fondo del congelador pero no te lo puedo asegurar - cuando llegaron a la estancia dejó que tomara asiento donde más le apeteciera y buscó con insistencia hasta conseguir sacar un envoltorio de cartón raído y algo destartalado que guardaba un último pedazo de helado -Fresa, es lo único que queda - se encogió de hombros antes de servirlo en un plato con su correspondiente cuchara pero para compensar también le dejó el bote de nata montada al alcance.

Cuando Connor ya estaba servido se apoyó e inclinó sobre la mesa, cerca de él pero a una distancia prudencial por si decidía ponerse a jugar más de la cuenta con la comida -Ya sé que eres mayor y todo eso pero, ¿te apetece que durmamos juntos? No se lo diremos a las chicas - no quería incomodarle pero aun así era evidente incluso para él que su sobrino necesitaba más apoyo y comprensión de lo habitual así que decidió arriesgarse con aquella apuesta. Si se negaba tampoco es que fuera a ofenderse, si conseguía desviar las preocupaciones de Connor se conformaba.

Volver arriba Ir abajo

Si lo comparaba a su estado actual, James parecía tan calmado que hasta se le hacía extraño, y de alguna manera conciliador. Tan conciliador como las palabras de aliento que intentaban calmarle con bastante éxito. Dentro del mar de confusión y enfado en el que se encontraba metido gracias a la pelea con Diane, aún podía ver la lógica en la explicación que estaba recibiendo. Aunque no era capaz de creer al completo que su madre no había dicho esas cosas en serio, si era cierto que ella se había enfadado por un error que solo le pertenecía a Connor y entonces todo se le hacía un poco más entendible...o al menos entendía que debería serlo.

—Mañana...—casi suplicó aferrando una mano con fuerza al brazo de su tío. Sus ojos le miraban con el espanto pintado en ellos—. Avísale mañana. Hoy no...Hoy no. 

Acompañó en silencio a James hasta la cocina y esperó pacientemente a que el hombre rebuscara en la nevera algo de helado. Había preguntado por algo dulce porque eso era lo primero que se le había ocurrido. Agradeciendo mentalmente el haber dado en el clavo y que su tío tuviese un poco, comenzó a jugar con el pedazo de helado de fresa  con la cuchara. no se veía nada apetitoso en esos momentos. Por el contrario, no tardó en tomar el bote de nata y poner un poco en la cuchara para llevárselo directamente a la boca. 

La invitación del hombre fue algo totalmente inesperado. Connor le miró entre confundido y asombrado por algunos segundos y luego bajó la mirada, algo avergonzado. Tragó saliva y asintió en silencio poco después. Nadie se enteraría...y además no había nada de malo con que durmiera con James así que en esos momentos tampoco le importaba demasiado si alguien se enteraba. Lo que menos quería era dormir solo esa noche... 

—Mañana será un día caótico.—anunció cuando el silencio se hizo demasiado extenso. Dejando a un lado el bote de nata montada se bajó de la silla y se encaminó hacia el cuarto de baño para lavarse los dientes. Siempre había allí un cepillo que le pertenecía, así como uno que era de su hermana. 

Mientras el agua corría frente a sus ojos, se preguntó si su madre ya sabría que se había ido. Si de un momento a otro escucharía el timbre sonando, o los gritos de la mujer. Si estaría enojada con él todavía, o si dormía plácidamente en su cama. Se preguntó muchas cosas, hasta si era posible formar parte de la NASA para esconderse en el espacio hasta que se le pasara el enfado, o si su tío sería capaz de crearle una nueva identidad en el extranjero como se veía tan a menudo en las películas. Pronto notó que el sueño empezaba a hacer que su cuerpo se sintiese pesado, y los párpados se le cerraban. ¿Cuánto tiempo había estado lavándose los dientes? Cerró el flujo de agua y tras colocar su cepillo en su lugar se dirigió a la habitación de James. Mañana sería un día caótico, sin lugar a dudas. 

CERRADO

Volver arriba Ir abajo